Dirigente brasileño destaca resistencias a extremismo de Bolsonaro

Manuel Robles Sosa * __________________

Lima, (Prensa Latina).-  El diputado y dirigente socialista brasileño Alessandro Molón declaró en Perú que el gobernante de su país, Jair Bolsonaro, enfrenta serias resistencias institucionales expresadas, por ejemplo, en el veto militar a un ataque a Venezuela.

«El gobierno tiene muchas dificultades para hacer avanzar su agenda; tanto en el parlamento como en otras instituciones como en las fuerzas armadas, hay resistencias a algunas propuestas y decisiones del gobierno», dijo en entrevista con Prensa Latina en una visita a Perú en la que participó en una cita de partidos socialistas latinoamericanos.

Aseveró que Bolsonaro pretendía participar en una invasión a Venezuela en febrero pasado, con motivo de la fracasada introducción de la supuesta ayuda humanitaria desde Colombia al país bolivariano.

Según Molón, secretario nacional del Partido Socialista de Brasil (PSB), los altos oficiales de las fuerzas armadas «se opusieron y evitaron esa tragedia: si hubiera dependido de este presidente, se hubiera producido la intervención», por la que el gobernante pronorteamericano se había pronunciado abiertamente.

Añadió que los mandos militares brasileños comunicaron discretamente su posición y la actitud asumida a los partidos políticos, incluidos los de oposición, de cuyas bancadas de diputados el entrevistado es portavoz.

Alessandro Molón.

Señaló que Bolsonaro es una amenaza para la seguridad nacional integral brasileña, debido a su programa neoliberal que pretende privatizar las empresas y servicios esenciales y prácticamente destruir al país.

Ese proceso de regresión, según expuso Molón en el Foro «Socialismo Latinoamericano, por la paz hacia el buen vivir», -efectuado 4 y 5 de mayo en Lima- tiene como contexto regional diversos y graves riesgos para la soberanía de los países del área, en lo territorial, político y económico y para el derecho de autodeterminación de los pueblos.

Explicó que la soberanía económica de las naciones de la región está en riesgo por la desnacionalización total de las economías, con la venta de las principales empresas públicas y su entrega al manejo privado a través de sociedades mixtas privado-estatales.

Tal sería el caso de las empresas brasileñas Electrobras, Petrobras y los bancos estatales, como parte de una política que amenaza a la soberanía energética, hídrica y alimentaria, en un contexto de manipulación informativa a través de redes sociales y de «fake news» (noticias falsas y sensacionalistas), explicó.

«En el ámbito interno la soberanía de nuestros estados corre también riesgo, por la existencia de grupos paramilitares del crimen organizado que han llegado al extremo del control armado ejercido en algunas zonas por los narcotraficantes, sin que las fuerzas de seguridad puedan siquiera ingresar a ellas», dijo.

Para Molón, tal panorama de riesgos externos e internos plantea grandes desafíos para las fuerzas progresistas latinoamericanas y ante ello la respuesta debe ser fortalecer la democracia dándole contenido y participación social.

Explicó que para ello es imperativo fortalecer la democracia en los países latinoamericanos, entregando a la población aquello que ella espera, un modelo de desarrollo económico inclusivo y sustentable, con más y mejores empleos, un modelo de economía que respete el medio ambiente en vez de destruirlo.

En la medida en que las expectativas de la población van siendo alcanzadas, se fortalece la democracia y el Estado va a tener más fuerza, porque va a ser más legítimo, porque va a tener el apoyo de la población, todo lo cual lo ayuda a enfrentar los desafíos externos, añadió.

La idea, según el secretario, es adoptar «un modelo de desarrollo que preserve los recursos nacionales y que mantenga la capacidad del Estado de planificar y ejecutar medidas para garantizar el desarrollo nacional».

Manifestó, a modo de ejemplo, que si un Estado no tiene capacidad de inversión para desarrollar la infraestructura energética, no podrá impulsar el avance al respecto en determinadas regiones donde la iniciativa privada no quiere llevar energía porque no es lucrativo.

Insistió en la necesidad de un modelo de desarrollo económico inclusivo, que debe ser ambientalmente sustentable, en el cual el Estado tenga fuerza para implementar medidas con vistas a su impulso.

«No puede ser un desarrollo que destruya el ambiente, porque esto va a impactar en nuestra soberanía alimentaria e hídrica, poniendo en riesgo la producción de alimentos y el suministro de agua para la población», advirtió.

Pero, al mismo tiempo, explicó, ese modelo debe ser totalmente justo, lo que significa hacer una reforma tributaria progresiva, en la que aquellos que más ganan, paguen más, y es fundamental reducir las desigualdades para fortalecer la democracia.

En el caso de Brasil, apuntó, es un gran problema la enorme distancia entre los más ricos y los más pobres, y las desigualdades van a aumentar si el gobierno de Bolsonaro logra aplicar su programa.

Indicó que el PSB está dedicado a demostrar a la población que las propuestas de Bolsonaro son negativas para el pueblo brasileño, que va a destruir a Brasil, «y estamos planteando medidas alternativas, es decir, estamos haciendo una oposición propositiva».

*Corresponsal jefe de Prensa latina en Perú.

URL: http://misraicesdigital.com.mx/?p=10378

Escrito por en May 11 2019. Archivado bajo INTERNACIONAL. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Designed by Gabfire themes