El arte de envejecer

¿Dónde ha quedado mi juventud?

.– Mis amigos están jubilados y se vuelven ¨canosos¨ … como yo, se mueven más lento, algunos están en mejor forma, otros peor que yo, pero en todos veo el cambio, eran jóvenes y vibrantes como yo …pero la edad empieza a sentirse y a notarse. Con cariño y admiración para el buen Abacha.

Heriberto Bonilla Barrón __________________

El querido y admirado amigo, Alfredo Barba Chávez, todo un maestro del periodismo, de esos que ya no hay, cumplió ayer 72 años de vida y por lo tanto, me permito dedicarle esta nota, a propósito de que el sábado este humilde periodista estará cumpliendo otro año más de existencia, y como lo he venido pensando desde hace años, ¿dónde ha quedado mi juventud?, ¿a qué horas se me pasó la vida?, ¿por qué tanto a un periódico y no a la familia?.

Así las cosas, hoy puedo afirmar que  la vida se va en un suspiro, de repente cuando menos lo pensamos, nos vemos superados por el paso del tiempo al pasar de los 60 años  y vemos que nuestras reacciones ya no son las mismas que antes, que nuestro pelo se tiñe de blanco, que nuestros hijos y la misma gente nos ven como viejitos y que nos estamos acercando irremediablemente al final de nuestra vida y claro que eso nos provoca un gran miedo.

Son los miedos, uno de los problemas que con mayor frecuencia padecen los adultos mayores, pero, no estamos hablando de aquellos miedos lógicos, propios de la vida cotidiana, a los cuales todos, de alguna manera, e independientemente  de la edad, estamos sometidos.

Hablamos de miedos existenciales, difíciles de pensar racionalmente por cierto, e involuntarios de poder controlar, manejar y / o supervisar, son aquellos miedos que desconciertan, y que vivimos bajo el signo de la amenaza.

Estos miedos irracionales, suelen amenazar a los adultos mayores con bastante intensidad, porque tienen que ver con cuestiones existenciales básicas de la vida en general, pero fundamentalmente, de cada una de sus vidas en particular.

Algunos de estos miedos están en relación con el paso del tiempo, con la idea de vejez, con la visión que nos ofrece la muerte de otros y, ahora sí como probable, con la idea de la propia muerte.

No podemos dejar de decir que estos miedos guardan siempre relación con la singularidad del sujeto, sus historias de vida, sus experiencias, no obstante, podemos de alguna manera generalizar una serie de miedos que este colectivo tiene muy presente.

Ante este panorama, tal y como nos dijera la doctora Ana Gabriela López Ovalle, hay que vivir el momento, el ahora, el hoy, no hay que pensar en lo que ocurrirá en mañana, la semana próxima o en el año que viene, el mundo es maravilloso y hay que vivirlo intensamente, tal y como dice Julio Iglesias en su canción ¨a gozar la vida intensamente sabiendo que al morir no te llevarás nada¨.

Todo este rollo lo escribimos a propósito de un precioso artículo que nos hizo llegar el lector y en el que da cuenta de cómo se nos ha ido nuestra juventud.

EL ARTE DE ENVEJECER

El tiempo tiene su manera especial para tomarnos desprevenidos al paso de los años.

Me parece que apenas ayer era joven, pero no, en cierta forma parece que fue hace mucho tiempo.  ¿A dónde se fueron los años ..?

Sé que los viví.

Tengo visiones de cómo fueron y de todas mis esperanzas y sueños.

Pero allí está.

Ya llegó el otoño de mi vida y casi me ha tomado por sorpresa.

¿Cómo llegue aquí a mis 50-60 años tan rápido ..?

¿A dónde se fueron los años de mi juventud ..?

Recuerdo que pensaba que ese otoño estaba tan lejos que no podía imaginar cómo sería.

Pero me llegó.

Mis amigos están jubilados y se vuelven ¨canosos¨ … como yo, se mueven más lento, algunos están en mejor forma, otros peor que yo, pero en todos veo el cambio. Eran jóvenes y vibrantes como yo …pero la edad empieza a sentirse y a notarse, ahora somos aquellas personas mayores que nunca pensamos que seríamos algún día.

Tomar una siesta ya no sólo es algo agradable como era …

Ahora es algo necesario y obligatorio, porque si no lo hago por propia voluntad, simple y sencillamente me quedo dormido donde me encuentre sentado.

Así he entrado en esta nueva etapa de mi vida …

Casi sin preparación  para sufrir dolores y achaques, y la pérdida de fuerza, agilidad y habilidad para ir y hacer las cosas que quisiera.

Pero lo que si sé, es que este otoño se irá más rápido.

¡Entonces empezará otra aventura ..!

Quizás habrá algún arrepentimiento por haber hecho cosas que hubiese querido no hacerlas, y por no haber  hecho cosas que sí debí hacer …

Pero hay muchas más con las que estoy contento.

Si todavía no te ha llegado tu otoño, déjame recordarte que vendrá mucho más rápido de lo que piensas.

Entonces: cualquier cosa que quieras lograr en tu vida hazla ahora, rápido.

No lo pospongas por mucho tiempo.

La vida se pasa pronto, haz todo lo que puedas hoy, porque nunca estarás seguro si ya estás en tu otoño o no.

Sólo DIOS sabe si podrás lograr vivir todas las estaciones, ¡así que vive el hoy y el ahora, y dí ahora las cosas que quieres que tus seres queridos recuerden!

La vida es un regalo que DIOS nos ha dado.

Haz de este viaje algo único, agradable, fantástico para tí y para tus seres queridos, tus allegados y en general para los que te rodean. ¡VIVE BIEN ¡, ¡goza tus días ..!, ¡

haz cosas agradables !

Sé felíz.

Recuerda …

‘La verdadera riqueza es la salud. NO las piezas de oro y plata, o el dinero en el banco, ni las cosas materiales que cuando te vayas de este mundo no valdrán nada para tí.’

Finalmente te sugiero: Goza de tu vida mientras dure y recuerda que salir a la calle es bueno, pero regresar es mejor.

Si olvidas nombres, no importa, ¡a lo mejor esas personas olvidaron que te conocieron ¡

Ten muy en cuenta que mucho, MUCHÍSIMO  de lo viejo fue bueno:

Las viejas canciones, las películas clásicas, y lo mejor de todo … ¡Tus AMIGOS DEL ALMA¡

Te invito, envía este mensaje a algún viejo amigo del alma … seguramente al leerlo sonreirá.

Recordé tantos gratos momentos de mi pasado en que ustedes estuvieron presentes …y de cada uno de ustedes aprendí algo muy valioso.

No es lo que has reunido o acumulado  sino lo que has repartido y lo que has dado de ti, lo que has entregado con generosidad y amor, lo que dirá la clase de vida que has tenido.

Escrito por en Mar 13 2019. Archivado bajo DESTACADAS. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Gabfire themes