El realce de los habanos y la admiración mundial

Roberto F. Campos* _______________________

La Habana, (Prensa Latina).- Los habanos ratificaron este 2019 su corona de mejores puros Premium del mundo debido a la calidad de los nuevos productos y a un festival que atrapa hoy la atención internacional.

Se trata de una reunión un tanto inusual, el Festival del Habano, que para su edición de este año (18 al 22 de febrero, Palacio de Convenciones de La Habana) tuvo en nómina a muchas más personas que en versiones anteriores.

Por demás, el destaque actual llevó el sello de los 500 años de La Habana (16 de noviembre) una urbe que tiene mucho que ver con las tradiciones y la cultura tabacalera insular.

En sus calles se encuentran las fábricas más sobresalientes de este sector a nivel global, y los torcedores de aquí acaparan la maestría más sobresaliente en confeccionar esos puros que ya tienen más de 500 años, y como tal tuvieron su origen en Cuba.

Tal relación de habanos y Habana por demás exhiben el vínculo que la segunda incluso le otorgó el nombre a ese producto, calificado por expertos como el mejor del mundo por la triple condición de suelo, clima y experiencia de los productores.

Aunque algunas personas se llevaron en su momento de manera ilegal semillas de la hoja de tabaco cubana para plantarlas en otras partes, el resultado nunca fue el mismo, por lo tanto los habanos siguen el pedestal más alto del mercado de los Premium, o hechos a mano.

El Festival del Habano suma una cantidad importante de actividades, no solo los debates y charlas, la Feria Comercial y el Seminario Internacional, también se visitan plantaciones y fábricas, y realizan una conexión entre puros y bebidas o alimentos, en este caso con vinos españoles.

Por segunda ocasión ocurrió el concurso World Challenger que prueba conocimientos en torno a los habanos y comienza con una clasificación electrónica a nivel mundial.

Y como siempre, la jornada de cierre es la más importante con sus premiaciones y la subasta de “humidores” y tabacos perfectos, cuyo monto es dedicado al sistema de salud cubano.

De ahí que los participantes y entendidos califiquen a esta reunión como la más importante de su tipo, pues la otra de relevancia es el Big Smoke de Las Vegas, Estados Unidos, pero allí no se pueden exhibir los habanos.

Esa condición lastra al Big Smoke, limitado por las medidas de bloqueo-recrudecidas hoy- de Washington contra La Habana que apuntan al comercio, finanzas y economía (desde hace más de 50 años).

Por ello al término de la cita, mencionaron los organizadores datos, pues una subasta de puros Premium cubanos recaudó en esa oportunidad un millón 505 mil euros durante la clausura del XXI Festival del Habano, a donde acudieron dos mil 200 personas de 70 países.

Los participantes tuvieron la oportunidad de pujar por siete lotes de bellos humidores elaborados en cedro cargados de los mejores tabacos de alta regalía del momento, suceso que tuvo por escenario el recinto ferial de Pabexpo.

Esta edición del Festival tuvo entre sus ejes fundamentales a la marca San Cristóbal de La Habana, debido a que este 2019 todas las reuniones aquí apuntan a los 500 años de la capital.

Y durante la noche y madrugada de cierre, también se entregaron los Premios Habano del Año, que para esta oportunidad tuvieron predominio de cubanos, cuando en Producción lo logró Justo Emilio Luis Rodríguez, en Negocios Gabriel Estrada, y en Comunicación Zoe Nocedo.

Los organizadores calificaron a este encuentro como el de más alta concurrencia, y esperan que en lo sucesivo se incremente la participación y el interés de firmas de todo el mundo. La edición XXII del Festival ocurrirá del 24 al 28 de febrero de 2020 también en esta ciudad.

Pero también fue momento de reflexión y exponer números que bien justifican el reclamo en el Planeta de estos cigarros.

Las ventas de habanos en el mundo crecieron durante el ejercicio comercial de 2018. Los organizadores mostraron su satisfacción por la espiral al alza de este producto con cifras de negocios de 537 millones de dólares (siete por ciento de alza).

Aseguraron que la cifra de negocios demostró una mayor fortaleza en las ventas pese a las dificultades del mercado.

El mercado mundial de este producto se mueve en el rango de los 450 millones de unidades, de las que Cuba alcanza 70 por ciento en cuanto a unidades y 80 por ciento en valores.

Existen 148 Casas del Habano en el mundo que abarcan 17 mil 814 metros cuadrados, y se suman mil espacios como los Habanos especialistas, entre otros lugares de venta.

El principal mercado para los habanos es España con crecimientos en valores del 22 por ciento, seguidos en Europa por Suiza y Alemania, que respectivamente acumulan alzas de 16 y 15 por ciento.

Europa en sentido general presentó un aumento del 53 por ciento en ventas. Asia-Pacífico acumuló un incremento del nueve por ciento en valor, con destaque de China continental para el 55 por ciento de alza.

África y Medio Oriente anotaron cinco por ciento de alza en valores, y se mencionaron ejemplos como Turquía con alza de 125 por ciento, Israel 11 por ciento y Sudáfrica con 33 por ciento, todos aumentos por valores.

América subió 18 por ciento en ventas y dos por ciento en valores, resaltando el mercado cubano con 12 por ciento y el del Caribe con 13 por ciento en valores.

Comentaron los directivos de Habanos S.A., que la comercialización de este producto es estable, y por lo tanto las leyes y medidas de los Estados Unidos contra la economía cubana, hasta el momento, no afectan estas ventas.

Sin embargo, la principal afectación es a los fumadores estadounidenses, imposibilitados de comprar y consumir de primera mano este producto de alta calidad.

Y como espacio cultural que en realidad es, tuvo de sobresaliente que el copresidente de la corporación internacional Habanos S.A., Inocencio Núñez, entregara, por primera vez, el Premio Especial de su empresa al historiador de La Habana, Eusebio Leal Spengler.

Ese Premio Habanos consiste en un trofeo en plata que simula a un caballero medieval de manera estilizada fumando habanos, sobre una plataforma de granito, figura creada por el orfebre escultor cubano Raúl Valladares.

Se trata de idéntica pieza a la que se otorga al término del Festival del Habano, a las personas acreedoras de los Premios Habano del Año en las categorías de Producción, Negocios y Comunicación.

Dicho reconocimientos, entregado desde 1995, estimula la promoción del tabaco cubano a nivel mundial y lo reciben celebridades tanto locales como extranjeras.

Este galardón reconoció la labor de Leal Spengler en la difusión de la cultura cubana y su esfuerzo por el rescate del casco histórico de La Habana, motivo más que sobrado debido a los mencionados 500 años de fundada.

De ahí, que con todos estos elementos a cuestas, los asistentes se marcharan a sus países satisfechos, y con la experiencia de conocer de primera mano a uno de los productos más importantes de la industria tabacalera cubana.

*Periodista de la Redacción Económica de Prensa Latina.

Escrito por en Mar 9 2019. Archivado bajo INTERNACIONAL. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Gabfire themes