El juego del poder: La favorita de Yorgos Lanthimos

Gillian Turner ____________________

La favorita/The Favourite (nótese la ortografía; la película es británica, no hollywoodense). Es más, jamás podría ser un producto de Hollywood. Esta es una película histórica acerca de la monarquía británica; una producción hollywoodense nunca podría ser tan irreverente y tan divertida, nunca incluiría detalles tan crueles y tan procaces, si de la monarquía británica se tratara.

El filme se ubica al inicio del siglo XVIII. La monarca en turno es Anne, Reina de Inglaterra, Escocia e Irlanda de 1702 a 1707; de Gran Bretaña (ya que se unen Inglaterra y Escocia) e Irlanda de 1707 hasta su muerte en 1714. Significativamente, el esposo de Anne, el Príncipe Jorge de Dinamarca, simplemente no aparece. Los demás hombres se esconden bajo sus pelucas: las blancas de los Tories, las de color negro o café de los Whigs. Esta es una película sobre mujeres.

Anne (una actuación formidable de Olivia Colman, llena de humor e inteligencia, que baraja magistralmente la comedia y el patetismo) es gordita, feíta, enfermita, patéticamente ignorante, emocionalmente inestable. Sarah (otra magnífica actuación de Rachel Weisz) es la esposa del primer Duque de Marlborough, un militar consumado, héroe de diversas batallas contra Louis XIV de Francia. Pero más importante que eso, Sarah es la mejor amiga de Anne – en todos los sentidos. La manipula a su antojo y es quien en realidad maneja los asuntos de estado. Pero, llega Abigail (Emma Stone, también excelente en su papel, y con un impecable acento británico). Abigail es prima de Sarah (toda esta aristocracia rancia está emparentada de una manera u otra. De hecho, el papá del Duque de Marlborough, fue un señor de nombre Winston Churchill). Abigail, cuya familia ha quedado en la ruina, ahora llega al palacio en busca del apoyo de su prima Sarah, quien primero la desprecia por completo y la manda a trabajar en la cocina. Una mujer sumamente ambiciosa, poco a poco Abigail va ganando el favor de la reina, hasta suplantar a Sarah como su mejor amiga – en todos los sentidos. Ahora es ella quien maneja a Anne, haciendo que contradiga las órdenes que había dado a sus ministros, con el consecuente caos.

El tercer largometraje en inglés del griego Yorgos Lanthimos, La favorita es un cambio radical de los dos anteriores: La langosta y El sacrificio del ciervo sagrado. Es divertidísima, los diálogos son rápidos, cortantes, con unos muy efectivos “one liners”. Pero no es una simple comedia. Es de un humor de lo más negro, de las situaciones más bizarras, con detalles que van de lo más absurdo a lo más cruel. Ocupándose solamente de la corte real, filmada principalmente en dos fincas impresionantes: Hatfield House y el palacio real Hampton Court, la película retrata la vida palaciega, las mezquindades e intrigas, los celos y los disparates, la ociosidad y cómo combatirla.

Además de actuaciones estupendas no solamente de las actrices sino también de los actores – estos mayormente en un plan secundario – la cinematografía de Robbie Ryan está muy bien lograda. Aprovecha solamente la luz natural y la luz de las velas. Utiliza un lente extra gran angular, tipo “ojo de pez” para lograr un efecto redondeado en algunas de las escenas más pobladas.

La banda sonora mezcla música del siglo XVIII, aunque incluye el segundo movimiento del trio con piano que compuso Franz Schubert más de un siglo después (1827). Curiosamente, Stanley Kubrick usó el mismo movimiento del mismo trío para su película Barry Lyndon.

El vestuario, diseñado por Sandy Powell, merece una mención aparte. Había poco tiempo, y un presupuesto poco generoso. Para Powell era la primera vez que vestía una película de esa época, pero afortunadamente la exactitud histórica para Lanthimos no era una prioridad. Se decidió usar materiales contemporáneos, a veces hasta reciclados, para lograr el efecto de época. Por ejemplo, una especie de bata que usa la Reina Anne cuando está de relax en sus aposentos se fabricó de un cubrecama de chenille. También se optó por limitar el rango de colores básicamente a blanco y negro, en aras de la sencillez; y la joyería, obviamente, se compone de perlas falsas, bisutería exótica.

En fin, La favorita es una película sobre un juego despiadado del poder llevado al límite, contada con ¡un humor muy negro, y una agilidad asombrosa!

Escrito por en Feb 8 2019. Archivado bajo ESPECTACULOS. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Gabfire themes