En la opinión de…

No es lo mismo preso político, que político preso

Ricardo Sanher _______________________

Es de llamar la atención el manejo mañoso que están ejerciendo los titulares de este nuevo régimen al que llaman 4 Transformación, porque una cosa es la impartición de justicia igualitaria para todos los ciudadanos y otra muy distinta que se quieran colgar del concepto de preso político, elemento importante para la vida política y democrática del país, pues más pareciera pago de facturas para con el gobierno saliente.

¿Por qué lo anterior? Porque una cosa es preso político y otra muy distinta es un político preso culpado de delitos que van desde asociación delictuosa, malversación de fondos, lavado de dinero, defraudación fiscal y otras lindezas.

Un preso político es la persona encarcelada por sus convicciones y actividades de tipo político, lo que transgrede sus Derechos Humanos, en especial su libertad de pensamiento, de expresión y de reunión, y la existencia de éstos representa un claro síntoma de la falta de libertades en un país.

Guillermo Padrés.

Sin embargo, ahora resulta que a quienes cometieron actos vandálicos y daños en propiedad ajena se les está considerando incluir en la ley de amnistía por el simple hecho de que estos delitos se cometieron durante un acto político, si de verdad se está pensando esto el mensaje que se envía a la ciudadanía es a todas luces deplorable, porque una cosa es delitos contra la propiedad privada de las personas y otra muy distinta que sean detenidos por defender sus ideas por medio de manifestaciones, mítines, pancartas o arengas de violaciones a sus derechos.

También es criticable que dentro de este concepto de presos políticos se pretenda meter en el mismo costal a ex gobernadores que cometieron infinidad de delitos y que amasaron fortunas de procedencia nada clara.

Como el caso de Guillermo Padrés, quien tuvo el descaro de pedir clemencia al presidente Andrés Manuel López Obrador, argumentando ser víctima del viejo régimen político priísta, cuando la realidad es que está siendo investigado por los delitos de defraudación fiscal, enriquecimiento ilícito, peculado e incumplimiento del deber legal.

Según la PGR, Padrés se habría beneficiado con más de ocho millones de dólares por medio de una empresa fachada con sede en Holanda. También durante su sexenio existió un desfalco al erario público superior a 30 mil millones de pesos, de acuerdo con investigaciones de la Contraloría General del Estado de Sonora. Además en 2014 construyó una presa en un rancho de su propiedad sin los permisos legales, la cual fue demolida en 2015 por resolución de la Comisión Nacional del Agua.

Otro caso es el de Eugenio Hernández, quien también siguió la ruta de la purificación y se autodeclaró preso político para buscar salirse por la puerta de atrás y librar la posible sentencia en México por los delitos de, a través de un prestanombres, adquirir una superficie de mil 600 hectáreas en el puerto de Altamira, propiedad del patrimonio estatal; enriquecimiento ilícito y operaciones con recursos de procedencia ilícita por 41 millones de pesos y el proceso de extradición interpuesto por Estados Unidos por el delito de asociación delictuosa por lavado de  dinero.

Por estos dislates como lo del nuevo aeropuerto de Texcoco, la liberación de Elba Esther Gordillo, el adelgazamiento forzoso de la nómina del gobierno federal, la escasez de gasolina derivada del cierre de poliductos de Pemex para combatir el huachicoleo y un largo etcétera, es que la ciudadanía va desencantándose de lo que le vendieron como la salvación del país, y todo esto a la vuelta de escaso mes y medio de gobierno. Ufff y pensar que aún falta un largo camino por recorrer…

www.entresemana.mx

Escrito por en Ene 9 2019. Archivado bajo OPINION. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Gabfire themes