Sigue brotando escoria por complicidad de policía estatal

Comparto Viborianus…JUEVES 06 DICIEMBRE 2018. Basta de muerte y saqueo. Sigamos alzando la voz, exigiendo Justicia y Paz. !ALTO AL TERRORISMO!

Victoriano Robles Cruz _____________________

Sentimos rabia e impotencia cuando tomamos el teclado para construir la columnilla, para contribuir con la información, que todos los ciudadanos debemos de conocer y, así intentar evitar que se puedan repetir estos abominables hechos de golpear a una mujer. Pero también somos solidarios con las exigencias de justicia, a la que todo ser humano tiene derecho, contimás en este bochornoso espectáculo. Enojarse, sentir indignación, rabia, impotencia y otros estados menos definibles, son respuestas normales, entre los seres humanos, frente a situaciones que no debemos tolerar. Claro, es bonito poder manejar las emociones y sacar provecho de ellas.

Duele teclear sobre estos casos de violencia física. Pero más rabia produce ir enterándose de la grave corrupción existente entre la jerarquía del gobierno. Posiblemente, sí los policías estatales, quienes constituyeron el “primer respondiente”, no hubieran hecho caso a los llamados telefónicos para integrar y acomodar “el parte” oficial en favor del delincuente Castro Santelís, otra partitura se estuviera tecleando.

Aunque él hubiera no existe. En estos casos del simulacro ideal es necesario recurrir a él para elaborar la hipótesis de trabajo de la columnilla. Sí las llamadas protectoras para defender al golpeador, desde la Oficialía Mayor -la versión más recurrente y ofrecida como testimonio por una dama de cercanía familiar con uno de los policías inculpados por las irregularidades cometidas en el protocolo-, no se hubieran realizado, no se hubieran acatado, las oportunidades para su fuga su hubieran cerrado. ¿A poco esas llamadas desde el púlpito no constituyen un acto de corrupción?

Además, las torpezas siguen dándose. Viene surgiendo más porquería. A cada momento después de los hechos de corrupción vienen saliendo más de los detalles intrínsecos. Los afectados directos buscan los mecanismos, las brechas, para sacar la información real de los acontecimientos, su trabajo es que está en el borde, en el filo de la guillotina laboral y con altas posibilidades de permanecer hasta por varios meses en cárcel; entonces buscan ya no seguir ocultando la realidad. Muchos burócratas dentro de la línea del proceso que debió levar la atención del caso están involucrados con responsabilidades legales. ¡Actuaron con ilegalidades! Hasta la misma Fiscalía General, con la encargada la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos contra la Mujer y por Razones de Género. Entre 10 y 12 horas antes de la liberación tuvo conocimiento del caso. ¿Por qué no actuó?

Comunicado Oficial Mayor.

La inexperiencia y/o el cinismo ingresan como protagonistas en estos casos. Vamos a entenderlo por este lado. La versión latina original de la expresión, dice: “Excusatio non petita, accusatio manifesta”. La traducción literal es ‘excusa no pedida, acusación manifiesta’. En nuestro idioma se puede entender como: ‘quien se excusa, se acusa’, ‘disculpa no pedida, culpa manifiesta’, o ‘explicación no pedida, acusación manifestada’. La pregunta es inmediata: ¿Quién sugirió al burócrata de la Oficialía Mayor emitir un comunicado para negar su participación en los hechos funestos? ¿Será de su propia iniciativa? No solamente denota desconocimiento de las líneas de la comunicación, sino que lo empina feamente con ese comunicado. Sí algunos dudaban de su participación o desconocían de tal hecho, ahora ya todos lo sabemos por su propia información. ¡No se necesita investigación la misma presión desfonda la olla! ¡De torpeza en torpeza!

“El silencio estimula al verdugo”. En uno de los mensajes de la marcha para exigir justicia, realizado por ciudadanos chetumaleños, con alto porcentaje de féminas y de familias completas, hasta la Fiscalía General, ayer por la tarde logramos captar esta expresión. Ciertamente, no decir, no denunciar, no reclamar justicia; no reaccionar ante tantos delitos, no solamente estimula al delincuente sino también a esa burocracia disfrazada de servidor público. No es único el verdugo, ya no sabemos dónde nos puede ir peor, sí con la delincuencia o con la gobernanza del cambio. ¿Realmente quién es el verdugo en este escenario de Violencia de Género?

Marcha Chetu Justicia.

Los ciudadanos tienen similares temores y a la vez otro conflicto. Porque saben muy bien que quien encubre a un delincuente es otro delincuente. No denunciar a un familiar o un amigo que sea delincuente es motivo de cárcel. Las penas para estos delitos van de seis meses a seis años de prisión y de 50 a 250 días de salario mínimo de multa podrán aplicarse a quienes encubran un delito cometido por algún familiar o amigo, de acuerdo con cambios aprobados por la Cámara de Diputados al Código Penal Federal y a la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada. Sin embargo, esas leyes no la respetan en la burocracia del “gobierno del cambio”. El ciudadano a la deriva sin apoyo de las autoridades, quienes tienen como encomienda básica, la protección de la población. ¡Shhh! ¡No hagan mucho ruido para que siga brotando la escoria por las torpezas!

Viborita: Ayer miércoles, por la mañana un juez de control y juez oral concedieron la orden de aprehensión a la Fiscalía, en contra del agresor Castro Santelís, por los delitos de violación y feminicidio en grado de tentativa. La carpeta 407/2018 la integra. Mientras, en el proceso se cubren los procedimientos legales para la colaboración de los otros organismos de justicia del país y extranjero. Extraoficialmente se sabe que tuvo asistencia de la burocracia estatal para salir del país.

PD.- No cabe el silencio por que ciertamente estimula al verdugo y no cabe la inacción porque ciertamente “el Estado que no toma medidas para reprimir los actos de violencia contra la mujer es tan culpable como sus autores “.

www.facebook.com/viborianuscolumna

viborianus@gmail.com 

@viborianus   

www.viborianus.com

Escrito por en Dic 7 2018. Archivado bajo COLUMNAS, Viborianus. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Gabfire themes