Aceptable que AMLO distribuya la riqueza: Miguel arroyo

.- Los “soldados” ciegos del neoliberalismo “fueron tomando poco a poco el poder con la aparición de nuevos actores que se distinguieron por tener un círculo cerrado, donde se repartieron los grandes negocios del país, distribuyendo ilegalmente toda clase de privilegios, dosificando sin saciedad los grandes contratos, las grandes prebendas, realizando una acumulación de riqueza ofensiva para la mayoría del pueblo de México”

.- En la víspera de la liturgia del Primero de Diciembre, divisó que “no puede haber gobierno rico, con pueblo pobre” y llamó al gobierno obradorista aplicar urgentemente una operación quirúrgica para salvar al país, a través del orden y la disciplina, factores primordiales para el desarrollo nacional.

Blas A. Buendía / Reportero Free Lance _______________________

filtrodedatospoliticos@gmail.com

Con la llegada de Andrés Manuel López Obrador, como el presidente número 65 de la historia política de los Estados Unidos Mexicanos, el país entró a una etapa crucialmente esperanzadora.

Más valor tiene que un político haya logrado sepultar inteligente, tenaz y valientemente, y por siempre, las desventajas que establecieron los tecnócratas por espacio de 36 años, secuestrando su riqueza para saquear a la nación con el uso de un método científico neoliberal con el supuesto de resolver los problemas de la sociedad, pero equivocaron su camino al cometer abusos de poder y un enriquecimiento ilícito histórico que no debería ser perdonable.

Si bien en el pasado los políticos de sepa poseían una liturgia estadista de abolengo que hizo crecer a México en años tan difíciles como los de ahora, para el Doctor en Derecho Miguel Arroyo Ramírez, “sin duda alguna, todo México ha participado en las convivencias inéditas, que ante las expectativas, muchos confían en que la Cuarta Transformación será mejor para el país”.

En la víspera al Primero de Diciembre, el también integrante del Consejo de la Judicatura del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, atinó la forma de avizorar lo que López Obrador dijo, en su toma de posición, “no tengo el derecho a fallar en la parafernalia del poder”.

En este sentido, el Doctor Miguel Arroyo Ramírez también divisó las consideraciones del político tabasqueño en el sentido que “no puede haber gobierno rico, pueblo pobre”.

Se debe -afirmó el Consejero de la Judicatura local-, acortar la brecha que hay entre los que lo tienen todo y en demasía, y entre los que nada lo tienen.

También acertó que México históricamente había sido controlado por un grupo de familias que se recompuso después de la Revolución Mexicana de 1910, a lo que el nuevo Presidente de México asume una postura de salvador.

Y no es para menos, si bien el empresario y multimillonario mexicano Carlos Slim Helú, consideró que el mensaje de López Obrador ofrece certidumbre e invitación al trabajo y a la inversión, son buenas expectativas.

Al igual que el Doctor Miguel Arroyo, quien fustigó el modelo neoliberal, el dueño de consorcios instalados en territorio nacional, también cargó contra el neoliberalismo, por lo que aplaudió que López Obrador haya emprendido una transformación “profunda y radical” con la que espera abatir la extendida corrupción, lograr crecimiento económico y bienestar para los millones de pobres de la segunda mayor economía de Latinoamérica.

El Doctor Arroyo Ramírez, jurista de origen tamaulipeco, destacó asimismo que los “soldados” ciegos del neoliberalismo “fueron tomando poco a poco el poder con la aparición de nuevos actores que se distinguieron por tener un círculo cerrado, donde se repartieron los grandes negocios del país, distribuyendo ilegalmente toda clase de privilegios, dosificando sin saciedad los grandes contratos, las grandes prebendas, realizando una acumulación de riqueza ofensiva para la mayoría del pueblo de México”.

“Debemos romper esa cadena –sentenció- debemos redistribuir la riqueza, tratar de hacer un México más igualitario. Pero es una operación quirúrgica, una operación de cirugía mayor porque todo esto se debe lograr sin provocar una crisis económica y sin inducir que los fundamentales de la economía se vayan al bote de la basura”, precisó en su análisis político-jurídico que se trasmite por Antena Radio, 107.9 FM del Instituto Mexicano de la Radio (IMER).

Insistió que es imprescindible para la economía del país elevar el Producto Interno Bruto (PIB), tener un crecimiento constante y un índice inflacionario de un dígito por lo menos, una paridad peso-dólar estable.

En fin -puntualizó- los grandes fundamentales de la economía son los que permiten que un país evolucione y avance establemente.

Coincidió con la alerta que emitiera Andrés Manuel López Obrador en su discurso de toma de posesión, “un rompimiento brusco llevaría al país a una crisis económica, y lo único que provocaría es pasar a un aprieto histórico”, es decir, “que los pobres se vuelven más pobres y que lo ricos se vuelven más ricos”.

Eso –subrayó el Doctor Miguel Arroyo-, la historia está llena de ejemplos como tales y no esperemos que se vaya a repetir en este país.

Confortó el discurso del nuevo Presidente de México, en el sentido que “se debe trabajar por un México igualitario, un México donde la riqueza sea repartida equitativamente a través, esencialmente del trabajo, la disciplina, el orden, el esfuerzo y la conciencia de que sin el trabajo y sin disciplina, no hay nada.

Finalmente ejemplificó: “Los grandes países socialistas avanzaron a base de orden, disciplina y trabajo; así avanzó China que es un ejemplo, al igual que los países occidentales de economía capitalista o de libre mercado, han avanzado de esa manera para lograr desarrollos sociales envidiables en el mundo”.

Escrito por en Dic 2 2018. Archivado bajo NACIONAL. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Gabfire themes