Abren al pueblo de México el bunker de Los Pinos

.- 84 años que representan 14 sexenios.

Blas A. Buendía / Reportero Free Lance ____________________

filtrodedatospoliticos@gmail.com

La mansión más conocida, anclada en el barrio popular del pueblo de Tacubaya, la llamada Residencia Oficial de Los Pinos, a más de ocho décadas que se distinguió ser un bunker por guarnecerse la morada del Presidente de la República en turno, abrirá sus puertas al pueblo de México para descubrir los grandes secretos de los 14 Jefes del Poder Ejecutivo federal que durmieron y pestañearon desde la época de Lázaro Cárdenas del Río a la del mexiquense Enrique Peña Nieto.

Lázaro Cárdenas del Río fue un general y estadista mexicano, Presidente de México del 1 de diciembre de 1934 al 30 de noviembre de 1940, fue quien instruyó para que se construyeran Los Pinos, los cuales solo entraban los agentes políticos de alto poder ejecutivo y no el pueblo popular en sí.

Pero a partir del 1 de diciembre (2018), la Residencia Oficial de Los Pinos será abierta a todo público, tal y como lo prometió en campaña el Presidente Electo, Andrés Manuel López Obrador, un hombre resentido por la Mafia del Poder que controló el Poder Federal a lo largo de nueve décadas pero que gracias a sus acciones populistas, logró ganarse la confianza de un pueblo que sigue exigiendo justicia.

De tal suerte que se invita al público en general a visitar Los Pinos a partir de las 10 a.m. a través de la puerta 1 ubicada en Parque Lira y la puerta 3 desde el bosque de Chapultepec.

Se podrá ingresar a las casas Miguel Alemán, López Mateos, Miguel de la Madrid, Venustiano Carranza y Lázaro Cárdenas. Todo un museo histórico de los políticos que en sus épocas, hicieron y deshicieron a su antojo el poder presidencial.

Como parte de la apertura, la Secretaría de Cultura de la nueva administración ofrecerá un programa con diversos conciertos de grupos musicales de todo el país, así como de la orquesta Carlos Chávez, en la explanada Francisco I. Madero.

Asimismo en el jardín de “la hondonada” se instalarán pantallas para seguir en vivo la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador, así como la Celebración Cultural por el inicio de la Cuarta Transformación desde el Zócalo capitalino.

Se precisa que la ceremonia de entrega de Bastón de Mando de Los Pueblos Indígenas al presidente Andrés Manuel López Obrador, está coordinada por Adelfo Regino Montes, próximo titular del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas.

De tal suerte que la Avenida Molino del Rey volverá a estar abierta de forma peatonal, es decir, desde la puerta 3 se ofrecerán visitas guiadas a todas las instalaciones.

El Complejo Cultural Los Pinos quedará a cargo de la Secretaría de Cultura a partir del 1 de diciembre. Por su parte, personal de la Secretaría de la Defensa Nacional será la encargada del resguardo del recinto.

Los Pinos abarcan un espacio de 56 mil metros cuadrados, catorce veces más grande que el de la Casa Blanca en Estados Unidos.

Además de la Residencia Presidencial existen dos edificios de oficinas, así como instalaciones del Estado Mayor Presidencial; estas áreas se mantendrán cerradas al público por cuestiones de Seguridad Nacional.

El horario de visitas será de 10 a las 17 horas de martes a domingo. Accesos por transporte público: metro Constituyentes, metro Chapultepec y metrobús Reforma.

Independientemente de que por cuestiones políticamente personales Andrés Manuel López Obrador ha decidido no ocupar la Residencia Oficial de Los Pinos, a lo largo de 84 años que representan 14 sexenios, vivieron en sus espaciosos sitios lo siguientes Presidentes:

Lázaro Cárdenas del Río (1935-1940)

Manuel Ávila Camacho (1940-1946)

Miguel Alemán Valdés (1946-1952)

Adolfo Ruiz Cortines (1952-1958)

Adolfo López Mateos (1958-1964)

Gustavo Díaz Ordaz (1964-1970)

Luis Echeverría Álvarez (1970-1976)

José López Portillo (1976-1982)

Miguel de la Madrid Hurtado (1982-1988)

Carlos Salinas de Gortari (1988-1994)

Ernesto Zedillo Ponce de León (1994-2000)

Vicente Fox Quesada (2000-2006)

Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012)

Enrique Peña Nieto (2012-2018)

El primer presidente que la habitó

El periodo presidencial de Lázaro Cárdenas inició el 1 de diciembre de 1934. El mismo día, después de la ceremonia de toma de posesión, declaró que no deseaba vivir en el Castillo de Chapultepec, pues le parecía muy ostentoso y deseaba que todos los mexicanos lo pudieran visitar, por lo que eligió para vivir el rancho La Hormiga, debido a que estaba en pleno bosque de Chapultepec y a él le gustaba estar en contacto con la naturaleza.

El nombre de La Hormiga no le pareció adecuado para La Casa del Presidente por lo que se lo cambió por el de Los Pinos, en recuerdo al nombre de la huerta donde se enamoró de su esposa la señora Amalia Solórzano, en Tacámbaro, Michoacán.

El matrimonio Cárdenas llegó a vivir en marzo de 1935 y para adecuarla a las necesidades del presidente y su familia, le hicieron una serie de reformas a la casa y las construcciones cercanas.

Se convierte en Residencia Oficial

Cuando Manuel Ávila Camacho se convirtió en Presidente de la Nación, decidió ir a vivir a Los Pinos, a pesar del descontento popular, ya que gran parte de la ciudadanía consideraba que el lugar adecuado para el presidente era el Castillo de Chapultepec, a lo cual se negó y junto con su esposa se mudó a Los Pinos en diciembre de 1941.

En el chalet tipo inglés (actualmente Casa Lázaro Cárdenas), también vivieron sus sucesores Manuel Ávila Camacho y Miguel Alemán, siendo este último quien tomó la decisión de construir otra casa más grande y funcional, que posteriormente serviría de oficinas a distintos mandatarios.

La casa Miguel Alemán

Desde principios del mandato del Presidente Miguel Alemán se empezaron a recibir visitas de importantes personalidades del ámbito de la política y la cultura, así como Jefes de Estado extranjeros en la Ciudad de México, por lo que las instalaciones del chalet resultaron insuficientes para hospedar a dichas personalidades, situación que se unió al hecho de que la familia Alemán era muy numerosa, por lo que se pensó en hacer una nueva residencia que facilitara la vida diaria del presidente y sus visitantes.

El arquitecto Manuel Giraud Esteva hizo un proyecto inicial, el cual fue modificado después de algunos ajustes por el ingeniero Fernando Parra Hernández. A principios de 1947 se empezó la construcción de la nueva casa estilo francés, la cual se concluyó cinco años después.

La edificación se hizo en tres niveles: en la parte superior, las habitaciones de familia; en la planta principal, los salones oficiales para recibir y despachar, y en la planta subterránea salas de juego y de fiestas.

La casa Miguel Alemán desde que fue construida ha sufrido modificaciones con el objetivo de adaptarla a las necesidades del Presidente en turno, siendo las más notorias las realizadas durante el sexenio de Vicente Fox, cuando convirtió la casa en oficinas aunque conservó la biblioteca, salones de eventos, comedor, salas y otras áreas de la mansión para usos posteriores.

Ahora, con la llega de un populista (Andrés Manuel López Obrador), y conforme a sus resentimientos y nostalgias políticas en el estricto sentido que las Mafias del Poder solo se sirvieron del pueblo de México, el país entrará a otra manera de ser gobernador por un ente que posee tendencias maximalistas  y que materia de la sociología, “es partidario de realizar grandes reformas radicales en cualquier actividad social, un extremista inclinado a las ideas tajantes”.

Escrito por en Dic 2 2018. Archivado bajo NACIONAL. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Gabfire themes