Cuba consolida su presencia en ferias del libro de Ecuador

Sinay Céspedes Moreno _________________

Quito (PL).- Con su participación en la XI feria Internacional del Libro y la Lectura Quito 2018, Cuba consolidó su presencia en esas citas en Ecuador, a las cuales acuden miles de personas anualmente.

Identificado por la bandera nacional del territorio caribeño, el pabellón de ese país estuvo ampliamente visitado por conocedores de la literatura, la música y la artesanía cubanas, así como por personas interesadas en conocer un poco más del archipiélago.

Cuatro empresas representaron a la Mayor de las Antillas en el evento que duró 10 días: la casa Editora Abril, Artex (promociones artísticas y literarias), la Editorial Pueblo y Educación y la Empresa de Tecnologías de la Información y Servicios Telemáticos Avanzados (Citmatel).

Junto a ellas, completaron la delegación tres escritores ampliamente difundidos en Cuba, Teresa Melo, Miguel Terry y José Raúl Fraguela, quienes además de ofrecer charlas como parte de la aparte académica de la feria, contaban con libros en el stand.

En un balance de su participación en la magna cita cultural ecuatoriana, ofrecido a Prensa Latina previo a su retorno a La Habana, todos coincidieron en resaltar la gran acogida que tuvo la nación caribeña en la fiesta de las letras, que se celebró del 9 al 18 de noviembre último.

“Al ver el libro nuestro, creando ese diálogo con todo lo que se publica en diferentes sellos editoriales del mundo, podemos decir que se cumplió el objetivo de crear un espacio para fomentar el interés por la lectura”, consideró Melo, quien además es editora.

La autora aseguró que cree firmemente en un futuro basado en todo lo sembrado, desde la cultura, en la mente y en el corazón de los niños y los jóvenes, sin importar de donde provengan o sus creencias.

Por su parte, Fraguela estimó primordial el interés mostrado por pequeños y adultos, no solo por la literatura conocida como el ideario de José Martí (héroe nacional de Cuba y defensor cabal de la integración latinoamericana), sino también por lo que se escribe, en diversos géneros, desde el archipiélago.

“Fue un momento oportuno para darnos a conocer, no a título personal, sino como país, lo que hacemos en favor de la literatura en Cuba, que fue lo que intentamos hacer al explicar las oportunidades que se han dado allá para que todos los escritores podamos publicar”, afirmó.

Para Terry, quien por primera vez representa al territorio insular en una feria internacional del libro, fue una experiencia maravillosa, sobre todo por la posibilidad de compartir con coterráneos y figuras de otros rincones del mundo.

“Me sentí emocionado de poder intercambiar sobre el cuento cubano a sala llena, algo que es muy común en Cuba, pero que nunca había experimentado en el exterior. Creo que la cultura es el centro y la salvación del ser humano. Cuando el hombre se hace de conocimientos a través del libro, es imposible que se le engañe”, dijo.

Similares opiniones tuvieron los expositores, para quienes la experiencia fue muy enriquecedora.

“Artex participó en la feria con la representación de ediciones cubanas y una parte del Instituto Cubano del Libro”, precisó Caridad Padilla, promotora cultura de la gerencia en la provincia de Matanzas, quien mencionó a “Yo soy Fidel”, “El derrumbe del socialismo en Europa”, “Aires de luz” (compilación decuentos) y Boleros, entre los libros más vendidos.

En el caso de la literatura infantil especificó que destacaron “La Edad de Oro” e “Ismaelillo”, ambos escritos por José Martí, así como los cuentos y poesías de Fraguela, Melo y Terry.

De su lado, Yamila Cordoví, especialista comercial de la Editora Abril se refirió a materiales dedicados a Ernesto “Che” Guevara y José Martí, además de novelas, testimonios y poesía.

Para finalizar, Julio Santana, director administrativo de Citmatel, especificó que su empresa llevó más de 250 títulos, con temas relacionados con la historia de Cuba, deporte, medicina y educación, entre otros.

En la recién concluida XI edición de la Feria de Quito, primó el interés por materiales de entretenimiento para niños y por películas cubanas, entre clásicos de esa cinematografía y trabajos más contemporáneos.

“Para nosotros ha sido muy grato poder estar una vez más en la feria, a la que traemos novedades para cada edición, subrayó y remarcó la acogida del material interactivo dedicado a la enseñanza de ajedrez para niños”, concluyó.

La música cubana se llevó laureles y en esta ocasión las estrellas fueron: el Septeto Santiaguero, ganador recientemente del Grammy Latino, la reconocida orquesta, altamente apreciada en Ecuador Buena Vista Social Club, Adalberto Alvárez y su son, El niño y la verdad y la orquesta típica Miguel Failde, que mantiene vivo el danzón, patrimonio sonoro de la nación.

Intelectuales, editoriales y hasta personas que conocen poco del quehacer cultural cubano se interesaron por la presentación de la XXVIII Feria Internacional del Libro de La Habana, que cada año crece y se afianza como uno de los principales espacios para las letras en América Latina y en su próxima edición se celebrará en febrero de 2019.

Aunque la mayoría la identifica como la Feria de La Habana, en realidad el evento es nacional y recorre todas las provincias, incluyendo zonas montañosas y las comunidades más alejadas.

Los escritores explicaron las bases de la cita, que en 2014 tuvo a Ecuador como país invitado de honor, puesto que en 2019 ocupará la República Argelina Democrática y Popular, mientras que la figura homenajeada será el autor cubano Eduardo Heras León, premio nacional de literatura.

Satisfecha por la gran afluencia de público que hubo en el stand de Cuba, la delegación regresa nutrida con la nueva experiencia y la promesa de volver a Quito en 2019, cuando se llevará a cabo la XII edición de la mayor cita cultural de Ecuador, ahora con una novedad, la realización de una rueda de negocios editoriales.

Así como esta nación sudamericana promueve la labor que realiza en materia literaria y a sus escritores, los países asistentes también dan a conocer lo mejor de su producción en el área de las letras.

Las ferias del libro constituyen así, un marco idóneo para fomentar el interés por la literatura, reconocer la trayectoria de autores y editoriales y atraer a grandes y chicos, porque saber, no ocupa espacio y contribuye a liberar mentes.

Escrito por en Nov 24 2018. Archivado bajo INTERNACIONAL. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Gabfire themes