Dos Películas de Denuncia

Gillian Turner ___________________

Dos películas de denuncia. Dos películas muy diferentes. La primera, Bayoneta de Eduardo Kyzza Terrazas, película mexicana en cartelera nacional. La segunda, En territorio amigable (Sweet Country), de Warwick Thornton, película australiana presentada en la Muestra Internacional de Cine de la Cineteca Nacional.

Bayoneta es una película sobre el box. Miguel “Bayoneta” Galindez (Luis Gerardo Méndez) es un boxeador tijuanense que sufre un evento trágico en su vida profesional. Como consecuencia se auto-exilia en Finlandia donde trabaja preparando a boxeadores novatos. En un esfuerzo para redimirse se entrena para su regreso al cuadrilátero. Su contrincante es un sueco monumental, que parece hecho de concreto. Cuando Galindez se da cuenta que la pelea está arreglada, y que no ha cambiado nada desde aquel día hace cinco años cuando su oponente falleció a causa de las vendas trucadas que le pusieron, se deja de pelear y es descalificado. Decide regresar a Tijuana, a su familia, a su entorno.

Kyzza Terrazas dirige y también co-escribe el guión. Es una película triste, dura, que levanta la voz en contra del viciado mundo del boxeo, y que brilla sobre todo por el muy buen trabajo de Luis Gerardo Méndez.

En territorio amigable es descrito como un “western”. De hecho, tiene los ingredientes de un clásico “western”: un pequeño pueblo, sin iglesia ni juzgado, pero con bar y hotel regentados por una guapa mujer. Pequeños ranchos, aislados en una tierra seca e inhóspita, polvo doquier. Los blancos, colonizadores, son ahora los dueños; los aborígenes, los antiguos dueños de todo el territorio, ahora son los trabajadores, y reciben un trato peor que los animales. La excepción parece ser Sam, un viejo aborigen que trabaja en el rancho de Fred Smith, un buen hombre que trae su biblia siempre a la mano. Un recién llegado, Harry March, pide prestado a Sam, junto con su esposa y sobrina, para ayudarle levantar una cerca en su propiedad. Una vez ahí March aprovecha la oportunidad para violar a la esposa. Sam y su familia regresan al rancho de Fred, quien los deja encargados mientras va al pueblo donde están construyendo su iglesia. March llega al rancho de Fred, encolerizado y borracho (veterano de la Primera Guerra Mundial, es un caso severo de PTSD), en busca de un chico mestizo que le ha escapado. Sam lo mata en defensa propia y huye con su esposa. Un tal Sargento Fletcher organiza una cuadrilla de blancos para atrapar los fugitivos. Finalmente Sam se deja capturar y es milagrosamente liberado tras la decisión de un juez de que mató a March en defensa propia. El propio Fletcher escolta a Sam con su familia y su patrón hasta dejar el pueblo. Pero no hay escapatoria para un hombre como Sam. Un tiro certero lo mata, salpicando de sangre a su esposa y sobrina.

Basada en un hecho real, la película está filmada en imponentes locaciones en el Territorio del Norte de Australia, como Alice Springs, los McDonnell Ranges, entre otros lugares. Warwick Thornton, descendiente de aborígenes, filma con sensibilidad y conocimiento. La película es un grito de ira, una denuncia fulminante en contra del racismo, la discriminación, la crueldad del hombre blanco y su desprecio hacia el aborigen, el nativo, el indígena, cualquiera que no sea de la raza blanca suprema.

Escrito por en Nov 22 2018. Archivado bajo ESPECTACULOS. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Gabfire themes