Hermelinda renuncia dar seguridad a benitojuarenses

Comparto Viborianus…VIERNES 09 NOVIEMBRE 2018. Basta de muerte y saqueo. Sigamos alzando la voz, exigiendo Justicia y Paz. !ALTO AL TERRORISMO!

Victoriano Robles Cruz ____________________

Insólito acontecimiento. Las incapacidades continúan resplandeciendo en el escenario de la Seguridad Pública quintanarroense. En sí, en la vida pública de Quintana Roo. ¡Tan malo el pinto como el colorado! Cuando muchos, o casi todos, creíamos haberlo visto todo, ¡para nada! Y apenas van dos años, y en la administración del Ayuntamiento de Benito Juárez, apenas cubre un mes y nueve días cuando usted nos lea el viernes.

Apenas en su recién toma de protesta se había comprometió a “cumplir con los puntos de atención a las necesidades de la ciudadanía, a desarrollar un gobierno cercano a los cancunenses y de dar seguridad y paz a los habitantes”. Observe, como mienten estos personajes de la vida pública, como engañan a los ciudadanos, como los seducen por el inche voto, para luego los abandonarlos y cumplir los intereses de la elite del poder, sí, de esa mafia del poder.

Uno de los cuatro ejes con los cuales había comprometido su gobernanza ya pasó a mejor vida. Los cuatro ejes anunciados el día de la toma de protesta fueron: Seguridad, Transparencia; Justicia social y ecología. Sí, lo hemos tachado porque ha renunciado cumplir con ese capítulo de su compromiso con la población de Benito Juárez. Con qué facilidad un político puede desalojar de sus compromisos con los ciudadanos sus ofertas de campaña y de inicio de gobierno.

Todavía en el texto de su mensaje de la noche de su toma de protesta, muy seria y con efusividad dijo: “Seguridad es el sector que más me preocupa y trabajaremos en prevenir y basada en las demandas de los ciudadanos”. Cancún, enclavado en el ayuntamiento de Benito Juárez ya no es de todos, al menos si creían que era de los cancunenses, ¡ya no!, ahora con esta decisión, simplemente se confirma… es de las mafias. Compartida entre las mafias del poder político y del poder fáctico.

Así justificó ayer su proceder, “luego de reunirme con autoridades estatales y federales, he decido que a partir de este jueves el gobierno estatal, en particular el Secretario Estatal de Seguridad Pública, Alberto Capela Ibarra, es el responsable de ejecutar la estrategia para que en cada región y en cada manzana de Cancún se recupere la paz y tranquilidad”. Ni los ciudadanos de la demarcación merecieron una consulta para esa temible decisión, no hubo necesidad de respeto para quienes le ofrecieron su voto. En lo oscurito tomaron la decisión y la enviaron para anunciarlo a los medios. ¿Serán los efectos de la gobernanza del cambio?

Con las facultades cedidas, concedidas en dicha renuncia, ahora será el propio Kalimán -perdón…por el lapsus-, el propio Capella Ibarra, quien tendrá también que informar al Cabildo de Cancún, sobre los avances y resultados en esa materia. Al menos así fue anunciado por la renunciante de la Seguridad Publica en Benito Juárez.

El cinismo de Hermelinda, es latente y grave pero inocultable, además lo acepta implícitamente en su anunció: “el ayuntamiento (¿?) no está renunciando a las tareas que corresponden, sino que se está sumando todos los recursos humanos, financieros y materiales a una estrategia común que muy pronto dará resultados”. Pero al igual que Walter Mercado remata con una de sus preferidas predicciones: “que muy pronto dará resultados”. ¡Órale!, para Ripley… hasta superó a la celebridad astrológica de Telemundo. Quien renuncia no es el ayuntamiento, es Hermelinda. Por qué querer trasladarle la culpa a la institución y no al individuo que tomó tal decisión. ¿Acaso no parece otra inocentada? o ¿piensa que los inocentes son los ciudadanos de Benito Juárez?

Somos muchos los quintanarroenses quienes nos cuestionamos públicamente: ¿Cuáles son los compromisos de Carlos Joaquín con Graco Ramírez para que su lugarteniente Capella Ibarra haya sido transferido de Morelos a Quintana Roo? No le queda ni una cualidad, ni un resultado, ni una valoración positiva en su desempeño, en aquella entidad de Morelos, como para conquistar las excelencias de Carlos Joaquín. Todavía en 07 de noviembre, hace dos días, el nuevo comisionado estatal de Seguridad, José Antonio Ortiz Guarneros, en el nuevo gobierno de Morelos, desmintió que existan más de cinco mil policías, como presumía su antecesor Alberto Capella, ya que apenas cuentan con mil 600 elementos. Entonces el gobierno de Graco Ramírez mintió sobre el número de agentes con el que cuenta el Mando Único policial, al igual que Capella. ¡Mentirosos!

Por lo pronto, no reventaron a Jesús Abarca, quien reventó fue María Elena Hermelinda Lezama Espinosa. Cedió todo con esa renuncia, los ciudadanos quedan en el abandono y como rehenes de las mafias políticas. Pierde Morena, pierde el ayuntamiento todos los recursos de seguridad, pierden los ciudadanos; mientras, ellos felices, hinchándose de billetes con la permisividad del ilícito. ¡Bonita semana de lucidez en el tema de la seguridad pública! ¡Disfrute el fin de semana!

PD.- Sólo puede ser comprensible la presencia de Capella Ibarra en Quintana Roo, por la vía de las mafias fácticas asociadas a la mafias del poder político. Mientras los ciudadanos seguiremos con los miedos a flor de piel como desea este gobierno del cambio. ¡Si usted tiene una mejor idea compártala!

www.facebook.com/viborianuscolumna

viborianus@gmail.com 

@viborianus   

www.viborianus.com

Escrito por en Nov 9 2018. Archivado bajo COLUMNAS, Viborianus. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Gabfire themes