Los frijoles en la mesa cubana

Roberto Salomón * _____________________

La Habana (PL).-  Un proyecto que ejecuta el Programa Mundial de Alimentos (PMA), por un monto de cerca de seis millones de dólares, contribuye al incremento en más de 30 por ciento de los rendimientos en la producción de frijoles.

Denominado “Los frijoles en la mesa. Aprendizajes y resultados en el fortalecimiento de la cadena de ese cultivo”, tiene el objetivo de abarcar desde la producción hasta la distribución y el consumo, orientados a las redes de protección social (RPS).

El representante del PMA en Cuba, el italiano Paolo Mattei, explicó a Prensa Latina que ese proyecto se realiza desde hace cuatro años con fondos donados por Canadá, la Federación Rusa y la República de Corea, y concluye en diciembre.

Agregó que se implementa en 18 municipios de siete provincias cubanas en las cadenas de valor de frijoles, y de hortalizas y vegetales frescos.

En opinión del jefe del Departamento Agrícola del Ministerio de la Agricultura (Minag), Yoján García, los programas de apoyo a la seguridad alimentaria y nutricional de grupos vulnerables impulsados por el PMA demuestran en la práctica cómo se puede incrementar la producción de granos a través de la elevación de los rendimientos.

De acuerdo con el directivo, este año el Minag prevé acopiar en el país para el encargo estatal 50 mil toneladas de frijoles, de las 70 mil que se necesitan para satisfacer la demanda de ese destino.

FRIJOLES EN LA PREFERENCIA DE LOS CUBANOS

Aunque tradicionalmente los frijoles han ocupado un lugar preferente en la dieta de los cubanos, durante muchas décadas la tecnología utilizada en este cultivo en el país era atrasada.

Los frijoles son tan importantes en la dieta de los cubanos, que tras el advenimiento de las condiciones del llamado período especial, en el cual hubo una abrupta caída en la producción y disponibilidad de alimentos, llegó a declararse oficialmente que su rol en la seguridad nacional es tan importante como los cañones.

Según un informe del Minag presentado en el Parlamento, en 1945 Cuba producía 34 mil toneladas anuales de esos granos, ricos en proteínas y hierro, las cuales cubrían solo parte de la demanda.

Más adelante, durante las décadas del 60 y 70 de la anterior centuria, el cultivo mantuvo escaso desarrollo por la prioridad dada a otras producciones. Pero en 1980 se detuvo la tendencia decreciente en la producción de ese rubro agrícola y comenzó a manifestase una ligera recuperación.

Sin embargo, no fue hasta 2010 en que se empezaron a dar los primeros pasos en la planificación y organización de la producción de ese alimento, con el objetivo de sustituir gradualmente su importación.

De acuerdo con García, de mantenerse el desarrollo ascendente del programa, se podrán sustituir en los próximos dos o tres años todas las importaciones de frijoles, las cuales han representado para el país altas erogaciones anuales de divisas.

APOYO EN LAS CADENAS DE VALOR

Con el apoyo de la cooperación internacional se realizan en Cuba actualmente diversos proyectos destinados al fortalecimiento de las cadenas productivas y de valor agroalimentarias a nivel local, como las de carne vacuna, maíz, leche y frijoles.

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, la Agencia Suiza de Cooperación y otras entidades contribuyen a la implementación de esas iniciativas en el país.

De acuerdo con los patrocinadores del proyecto, el fortalecimiento de la cadena de valor del frijol en Cuba se orienta a las RPS, mediante el apoyo al aumento de la producción local.

La seguridad alimentaria y nutricional constituye una prioridad para esta isla, donde el PMA y otras entidades del sistema de la ONU reconocen la estabilidad y alcance de sus RPS, que garantizan la alimentación de los grupos vulnerables.

A través de estas instituciones, círculos infantiles, escuelas primarias, hogares maternos, de cuidado de ancianos y otras, el gobierno cubano garantiza que niños y niñas, personas de la tercera edad, embarazadas y madres que dan de lactar tengan acceso a alimentos.

Es por ello que especialistas del Minag y el PMA vinculados al proyecto coinciden en que fortalecer la cadena de valor del frijol orientada a esas RPS, permitirá aumentar la disponibilidad, el acceso y el consumo de un alimento con altas propiedades nutricionales, fundamental en la dieta de esas poblaciones vulnerables.

PRINCIPALES APORTES

Entre los principales aportes de la cadena de valor del frijol, se destaca el robustecimiento de las relaciones entre todos los actores (productores, distribuidores, transportistas, y otros eslabones del engranaje).

También su empoderamiento y sensibilización en función de las preferencias y necesidades nutricionales de las personas asistidas por las RPS.

Se señala, además, el hecho de que el proceso permitió detectar brechas relacionadas con la infraestructura, el conocimiento, la organización y los vínculos entre los participantes de la cadena, todo lo cual se ha fortalecido.   Asimismo, constituye una herramienta valiosa para la planificación estratégica en los gobiernos locales.

Sobresale igualmente el diagnóstico realizado, cuyos resultados se consideran útiles para el diseño, la mejora y la articulación de las diversas políticas y acciones públicas orientadas a la seguridad alimentaria y nutricional.

Los especialistas coinciden en que el mayor desafío de este tipo de proyecto es su sostenibilidad, en momentos en que el país depende en gran medida de las importaciones de alimentos para satisfacer las necesidades de la población y, en particular, de los grupos vulnerables asistidos por las mencionadas redes.

De ahí que subrayen la importancia del incremento de la producción y diversidad de alimentos, y de la preparación para encarar el impacto negativo en la agricultura de las crecientes complejidades del cambio climático.

*Periodista de la Redacción Económica de Prensa Latina.

Escrito por en Oct 31 2018. Archivado bajo INTERNACIONAL. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Gabfire themes