¿Adiós a corrupción e impunidad?

Salvador  Flores  Llamas _______________________

Mientras se dilucida si el país está en bancarrota, si no es pretexto para que López Obrador eluda sus promesas de su campaña, si la rebaja de salarios a la alta burocracia afectará el desempeño del próximo gobierno, o si habrá consulta pública sobre el aeropuerto; hay otros pendientes que también nos afectarán.

Iniciaron los sondeos para construir una refinería petrolera en el puerto Dos Bocas, municipio de Paraíso, Tabasco, para importar menos gasolina gringa y contrarrestar en 4 años los 40 mil empleos que emigraron sobre todo a Campeche.

Técnicos petroleros dicen que es incosteable para México abrir nuevas refinerías y rehabilitar las existentes, por su alto costo y porque no sirven para procesar el crudo mexicano que es pesado en mayoría. Además ya circulan en varios países autos híbridos (que consumen electricidad y gasolina) y se prevé que pronto saldrán al mercado los puramente eléctricos.

Éste es uno de los planes controvertidos de Amlo. Él se empeña en hacer a México autosuficiente en gasolinas, aunque eso reclamará inversiones anuales de 20 mil millones de dólares, que nadie sabe de dónde saldrán.

La “mafia del poder” del PAN

 Sólo la intervención del Tribunal Federal Electoral y una buena estrategia de los candidatos opositores al liderato nacional destrabarán la elección de la nueva dirigencia panista, para arrebatar el poder a la “mafia interna del poder”, comandada por los anayistas.

 José Luis Espinosa Piña, Ernesto Ruffo y Manuel Gómez Morín, los candidatos opositores, solicitaron al Trife ampliar unos 20 días más el plazo para entregar las firmas de panistas que los apoyan, porque del 7 (día de la expedición de la convocatoria electoral) al 30 de septiembre es un tiempo muy reducido para recopilar las 28,033 rúbricas requeridas.

 Pidieron también a la Comisión Nacional de Elecciones, que preside Cecilia Romero, reduzca esa cantidad de firmas, porque son demasiadas, y se pospongan los comicios, pues éstos  legalmente pueden efectuarse hasta el 31 de diciembre.

 Los panistas saben que Marko Cortés, el prospecto oficial del anayismo, dispuso del padrón oficial aun antes de ser expedida la convocatoria, y montó un call center para invitar a los panistas a apoyarlo, por ser el prospecto de la “mafia interna del Poder” y buscar el liderato albiazul sin restricciones.

 Tan es así que a 8 días del inicio oficial para recoger firmas, Marko presumió que ya tenía 11 mil firmas.

  Otra prueba de que la nomenclatura lo apoya fue que Marcelo Torres Cofiño, presidente nacional sustituto, no encabezó el 15 de septiembre la celebración del 79 aniversario de la fundación del PAN, que se celebra tradicionalmente en el Ángel de la Independencia, para que Marko brillara allí y los albiazules se vayan acostumbrando a verlo como su líder.

 ¿Cuándo acabará la impunidad?

 Hay funcionarios con suerte, que cometen actos punibles a costa del erario, pero no les pasa nada y les llueven cargos públicos.

 No es alusión a Rosario Robles, quien salvó la Estafa Maestra y ahora se le descubrió que envió 700 millones de pesos en costales a personas a domicilio, y López Obrador dijo que la dejaran en paz porque es simple “chivo expiatorio” y las acusaciones en su contra son “puro circo”.

 Tipo afortunado es José María Tapia Franco, quien apenas nombrado director general del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) en 2013, se fue a Las Vegas, se hospedó en el Hotel Encore (uno de los más caros) apostó fuerte y se corrió una juega de órdago sin gastar un solo peso de su bolsa, todo lo cargó al erario, según atestiguó Jesús Sesma, entonces líder del PVEM en San Lázaro,

 No le importó que los huracanes Manuel e Ingrid destrozaran al estado de Guerrero, él siguió en “la ciudad del pecado” y que el diablo se lleve a los damnificados.

 Traicionó al pueblo y a su jefe, Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, y se llevó entre las patas a muchos proveedores que lo surtieron en los diversos cargos que ocupó, pues les quedó a deber.

 Su frivolidad y derroche lo tienen sin pendiente, por creerse protegido por Videgaray, quien se lo puso como secretario de Acción Electoral a Enrique Ochoa Reza, cuando éste lideró el CEN del PRI.

 También fue senador, pues era el suplente de Pablo Escudero, del Partido Verde, cuando éste hizo a un lado sus actividades legislativas.

 ¿Amlo combatirá la corrupción y la impunidad?

 ¿Será cierto que, por fin, se prohibirá al PRI usar los colores de la bandera en su escudo, ahora que dejó de ser la aplanadora?

 llamascallao@hotmail.com

@chavafloresll

Escrito por en Sep 26 2018. Archivado bajo OPINION. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Gabfire themes