Postigo

Coincidencias que matan

José García Sánchez ____________________________

La presencia partidista en las cámaras es desigual. Necesitan equilibrios en el Poder Legislativo para nivelar y limitar el poder del Ejecutivo, que siempre ha imperado sobre los otros dos, y moldear al Judicial, por ahora fuera del redil de la austeridad.

La experiencia del PRI en la política comienza a cobrar fuerza a través de declaraciones de sus legisladores que tienden a coincidir, en apariencia, con Morena. Esta semejanza no puede interpretarse como la búsqueda de coincidencias para trabajar juntos sino como el principio de una relación de enfrentamiento no frontal, pero efectivo.

Es decir, que si las posturas del PRI se asemejan a las de Morena no tienen el fin de crear equilibrios sino de desgastar al contrincante.

En este momento, cuando se diseña el próximo gobierno de la República, con una serie de adjetivos que intentan mostrarse como diferentes, algunos priístas encuentran la mejor manera de desgastar el poder casi absoluto de Morena en el Congreso, a través de sincronías, por extraño que parezca.

La mejor manera que tiene el PRI para desgastar a Morena es expresar coincidencias, hacerlas públicas difundirlas y trabajar en consecuencia. El gran temor de los militantes del partido que encabeza Yeidckol Polevnsky es que pueda parecerse al tricolor. Esto marcaría no sólo una mancha en su estrategia de formación hacia el ejercicio del poder sino que la marca de parecerse al PRI podría hacerle mucho daño a Morena.

En días pasados el diputado federal por el Estado de México, Ernesto Nemer, subió a tribuna para defender la política social implementada durante el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, pero al final de su intervención aseguró que el PRI pondrá toda su voluntad para “contribuir a la pobreza del país”.

Es decir, que si Morena dice primero los pobres, el PRI dice que pondrá toda su voluntad para contribuir a la pobreza del país, aunque debió decir al combate a la pobreza, su intención es válida como partido político y muy peligrosa como contrincante, porque el deterioro del PRI ante los mexicanos puede contagiar en esas similitudes a Morena y convertirse en el principio del fin del capital político de Andrés Manuel López Obrador.

Porque si el PRI retoma su vieja bandera de exterminar la pobreza, y lograra hacerlo con eficacia, operación que sabe hacer en la teoría, pero en la práctica los intereses personales y la corrupción lo han impedido, esta vez se trata de ser efectivos en sus propuestas y al mismo tiempo, tener los mismos objetivos que Morena.

Es decir, la pobreza podrá combatirse a través de dos caminos, el de Morena y el del PRI, seguramente no tendrán las mismas estrategias, ni el mismo padrón de pobres, ni los mismos programas. Porque el PRI cuenta con un sistema de reparto de programas que no tiene nadie.

El diputado mexiquense del PRI puede seguir por ese camino de hacer cada día más parecida la estrategia de su partido con la de Morena, no sólo para combatir la pobreza sino otras muchas donde coincidan sin acordar, en los mismos objetivos.

Las coincidencias en política hacen más daño que las diferencias, todo depende de los objetivos a mediano y largo plazos. Sin duda las declaraciones de Nemer son más peligrosas que una descalificación directa. El PRI sabe cómo combatir la pobreza con eficacia, tiene la información y cuenta con las herramientas, si comienza a trabajar en ese campo, sin duda hará mucho daño a Morena, aunque en términos reales los priístas no rescaten el prestigio perdido ante los mexicanos.

www.entresemana.mx

Escrito por en Sep 18 2018. Archivado bajo OPINION. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Gabfire themes