El PRI no será una oposición egoísta, ni mercenaria: Ruiz Massieu

.- Épico discurso político de la maestra Claudia al iniciarse la 64 Legislatura del Congreso de .- En el PRI sabemos que, en el parlamento, la oposición no es marginal sino central; no es prescindible sino indispensable; no tiene por qué ser antagónica, pero sí necesita ser vigilante.

.- Somos un partido con 90 años de historia, un partido maduro; seremos una oposición valiente, crítica y constructiva, jamás testimonial, ni abyecta ni complaciente.

.- Llegamos a esta Legislatura como un partido de oposición, pero somos un partido con visión de Estado. Nuestra lealtad es con los ciudadanos y con las instituciones del Estado mexicano.

Frente a una fuerza política mayoritariamente anárquica y desquiciante que violó los protocolos parlamentarios al dar inicio a los trabajados de la 64 Legislatura del Congreso de la Unión pese a los llamados de cordura que hiciera el ex priista Porfirio Muñoz Ledo en su calidad de presidente del recinto legislativo de San Lázaro a sus compañeros de la bancada del Movimiento Regeneración Nacional, la diputada y lideresa del Revolucionario Institucional Claudia Ruiz Massieu, dejó en claro que su partido no será una oposición mercenaria ni asumirá egoísmos que vayan en perjuicio del desarrollo de los mexicanos.

La actuación de sus actores –agregó la hija de José Francisco Ruiz Massieu quien fuera secretario general del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI y asesinado el 28 de septiembre de 1994 en la calle De Lafragua colonia Tabacalera  en la Ciudad de México-, se fincará en el respeto al experimentar como su primera participación en el quehacer legislativo y político nacional como un partido minoritario.

Los morenistas que a través de la lucha que encabezara por espacio de 18 años el también ex priista y caudillo de la “izquierda” mexicana Andrés Manuel López Obrador, ahora Presidente Electo de México, tuvieron un comportamiento nada civilizado ya que reclamaron justicia por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, a tres meses de que el PRI deje en manos del político tabasqueño la conducción de la nación.

En el esplendoroso e iluminado salón de sesión de San Lázaro se escuchó el conteo del 1 al 43 como un airado reclamo para lo que será el último presidente constitucional emanado de la corriente Revolucionario de 1910, Enrique Peña Nieto, que a partir del 1º de diciembre-2018 -de quien se afirma- dejará prácticamente una nación en ruinas por la creciente e incontrolable inseguridad que se ha traducido en el efecto mortuorio de miles de personas que fueron abatidas en una guerra innecesaria en contra del crimen organizado que tiene control con el narcotráfico.

Con aplomo y luciendo un traje color blanco, el mensaje de la maestra Claudia Ruiz Massieu, a nombre de los Grupos Parlamentarios del PRI en la Cámara de Diputados y en el Senado de la República, durante la Sesión General del Congreso de la Unión de la LXIV Legislatura, tuvo fuerza expresiva.

Era el sábado primero de septiembre de 2018 día en que el Jefe del Ejecutivo federal entregó un estado de cuentas correspondiente al ejercicio del último año de gobierno peñista y que desde la máxima tribuna de la nación, Ruiz Massieu fue interrumpida por los escándalos que generaron los diputad@s morenistas que son encabezados por el mismo Porfirio Muñoz Ledo.

Gracias Diputado Presidente, refirió la maestra Claudia a Muñoz Ledo, para dirigirse al Honorable Congreso de la Unión y a las ciudadanas y ciudadanos que nos escuchan, así como a sus compañeros legisladores. Habló de los desafíos que le deparan en este histórico arranque de la 64 Legislatura del Congreso de la Unión. “Hoy todos nosotros, representantes populares, estamos ante un desafío: definir cómo vamos a honrar el mandato ciudadano que recibimos el 1 de julio. Tengamos el nivel y el respeto que merece esta soberanía. Somos todos parte de algo más grande que nosotros mismos, y más grande que nuestros respectivos partidos: la institución que materializa la soberanía popular”, precisó.

La simbiosis política parlamentaria se conjugó con el acostumbrado desorden que siempre ha caracterizado a esos hombres y mujeres que de alguna manera pertenecieron antes, durante y ahora mucho más después, a las filas de la “oposición”.

Paradójicamente, y próximamente hechos gobierno, la fuerza política de Andrés  Manuel López Obrador -que de forma paradigmática logró por primera vez una votación mayoritaria superior a los 30 millones de sufragios en toda la historia democrática de México- selló su épica victoria con “carro completo”; en este designio, MORENA conducirá, en medio de sus propias turbulencias, los destinos del país.

Este es un recinto –enfatizó la maestra Claudia Ruiz Massieu- que exuda historia y dignidad republicana; sus paredes cuentan la génesis de la democracia mexicana.

Desde aquí –continuó- el pueblo de México ha construido la sociedad democrática, de libertades y derechos para todos, que desde 1810 los mexicanos hemos anhelado. “En este espacio, no somos más que la continuación transitoria de una vocación republicana, que ha trascendido ideologías, partidos, coyunturas históricas y transformaciones durante más de 200 años”.

Puntualiza: “Sin la participación decidida de generaciones de diputados y senadores de la República, no sería posible un régimen de protección para los trabajadores, un sistema de educación pública universal, y ni siquiera una convivencia social fundada en la igualdad ante la ley”.

Rememora que en 1953, el Poder Legislativo reconoció el sufragio universal, corrigiendo la injusticia histórica que nos excluía a las mujeres mexicanas del derecho al voto; y hace cuatro años, en 2014, hizo la reforma paritaria, gracias a la cual hoy casi el 50% de ambas cámaras, está integrado por nosotras las mujeres.

Felicitó y reconoció a todas las diputadas federales y senadoras de la República que iniciaron esta nueva Legislatura histórica, donde –remarcó- se debe construir, juntas, una agenda fuerte, para la igualdad y para terminar con la violencia de género.

Enumeró: Desde el Congreso se ciudadanizó el sistema electoral; se crearon organismos autónomos como contrapeso al poder; se construyó el Estado laico moderno.

La responsabilidad histórica que resguarda este recinto la compartimos todos. Hoy más que nunca, cuando por primera vez desde 1997 la coalición gobernante –MORENA, PES y PT- tiene mayoría legislativa; el Congreso es la primera y la última trinchera de la República: No lo olvidemos, exhortó.

La maestra Claudia evocó a uno de los mejores ideólogos que han surgido del conglomerado ciudadano al citar: “En 1977, con el impulso de Jesús Reyes Heroles, se gestó la Reforma que, de una vez por todas, abrió los espacios institucionales a la pluralidad política.

“Desde entonces el Congreso es el espacio republicano donde personas de distintos orígenes e ideologías, convergemos para construir nuestro proyecto común que es México. El Poder Legislativo es el garante de la pluralidad social y la oposición política, sin las cuales no puede haber ni democracia ni República”.

Y afirma: “Hago estas reflexiones, como representante de un partido que conoce el compromiso de ser gobierno, y también la responsabilidad de ser oposición. Hemos estado en ambos lados de la lucha política. En el PRI sabemos que, en el parlamento, la oposición no es marginal sino central; no es prescindible sino indispensable; no tiene por qué ser antagónica, pero sí necesita ser vigilante.

Frente a las nuevas vicisitudes políticas que se vivirán en este próximo trienio por parte de una hegemonía parlamentaria que en el pasado fue oposición y hoy partido en el poder federal, la maestra Claudia dejó en claro la forma y disciplina del partido tricolor en el nuevo Congreso.

“Ante lo que proponga el gobierno, se necesita una oposición que analice, que debata y que, cuando no estemos de acuerdo, proponga caminos alternativos, siempre en bien de la ciudadanía. Porque somos un partido con 90 años de historia, un partido maduro; seremos una oposición valiente, crítica y constructiva, jamás testimonial, ni abyecta ni complaciente. Llegamos a esta Legislatura como un partido de oposición, pero somos un partido con visión de Estado. Nuestra lealtad es con los ciudadanos y con las instituciones del Estado mexicano”.

Por eso –subrayó- en todo aquello que beneficie al pueblo, que ayude a mejorar la calidad de vida nuestras familias y que avance en los intereses de México en el mundo, el próximo Gobierno contará con el respaldo de los Grupos Parlamentarios del PRI.

Porque –aseveró- somos Gobierno, conocemos el egoísmo de la oposición que todo rechaza sólo por consigna: nosotros no seremos eso. No obstruiremos lo que sirva. Esas actitudes son de partidos pequeños, y el PRI es un partido grande.

De alguna forma aplaudió los pronunciamientos que ha hecho Andrés Manuel López Obrador. “Le tomamos la palabra al Presidente electo, cuando dice que ‘va a respetar el derecho a disentir y no busca el pensamiento único’. Porque sabemos que, en una verdadera República, ser contrapeso al poder no depende sólo de la fuerza de los números, sino de la fuerza de la razón, de los argumentos y de las ideas.

Para dar esa batalla –sentenció- los legisladores del PRI contamos con la mayor experiencia de gobierno; trayectoria en el servicio público; conocimiento profundo de la administración, y con los mecanismos constitucionales de control parlamentario. Tenemos nuestra propia visión de país, que se refleja en una agenda legislativa robusta. Vamos a defenderla y a crear consensos en torno a ella, con todas las fuerzas políticas, a partir del diálogo, el convencimiento y el servicio a México.

La maestra Claudia en su discurso el cual fue calificado como “histórico” y que de algún otro modo la ubica como una futura aspirante a la precandidatura presidencial por el PRI para 2024, se dirigió al pueblo de México.

“A los millones de mexicanas y mexicanos que nos dieron su confianza, les decimos: están bien representados. Los priistas no somos mercenarios de la política, que cambian de lealtades, de proyectos e incluso de ideología, tan pronto como el poder cambia de manos.

“Nosotros vamos a honrar la confianza que quienes votaron por nosotros nos otorgaron: vamos a representarlos con orgullo, dignidad, con congruencia y con inteligencia.

“Vamos a defender los principios sobre los que descansa nuestro régimen democrático: el federalismo republicano; la separación de poderes; el respeto a la pluralidad, los derechos y las libertades. Protegeremos la libertad de expresión, para que todas las voces, sobre todo las que disienten del poder, se expresen con plena independencia.

“Sabemos que los mexicanos nos exigirán mucho. Como partido reconocemos los pendientes y las insuficiencias; hacemos nuestras las demandas más sentidas de la sociedad. La desigualdad económica y social. La seguridad y la tranquilidad de nuestras familias. Los derechos humanos. Los  derechos, la protección y el empoderamiento de las mujeres. La agenda para los jóvenes, los adultos mayores, el campo y los indígenas. Todos requieren más oportunidades y mayor protección. La exigencia de la austeridad en los poderes públicos. La rendición de cuentas. La defensa de los mexicanos en Estados Unidos y la defensa del Pacto Federal, de la soberanía de los estados y los municipios y, por supuesto, la defensa de la soberanía de la nación”.

Anunció: “Señoras y señores legisladores del Movimiento de Regeneración Nacional: Aprovecho mi participación en esta Tribuna, para hacerles un llamado respetuoso: ustedes pertenecen al partido que pronto estará en el gobierno, pero también pertenecen a un Poder autónomo e independiente de la República.

Añadió: “En una democracia auténtica, como la que ustedes prometieron al pueblo de México, el Poder Legislativo es contrapeso, y eso incluye a los grupos parlamentarios oficialistas, quienes también deben saber decir que NO, cuando así lo exija el interés de la nación. El Congreso de la Unión es la tribuna más alta de la República: aquí se construye país para todos.

“Con respeto y ánimo constructivo, quiero decirles que la agenda progresista que impulsamos durante décadas desde la fuerza política que represento y en la Administración del Presidente Enrique Peña Nieto, que ustedes rechazaron y  criticaron como oposición, les va a servir de andamiaje, cuando asuman la enorme responsabilidad de ser gobierno. Nosotros ya pagamos los costos políticos de la Reforma Hacendaria  y por ello, tendrán finanzas fuertes, sin la necesidad de aumentar impuestos”.

Reconoció: “Pagamos los costos políticos de la Reforma Energética, que ya genera miles de empleos y va a seguir generando más y reducirá los costos de la electricidad y la gasolina para las familias mexicanas.

“Con la Reforma Educativa, ya logramos lo más difícil, recuperar la Rectoría del Estado sobre la Educación Pública. Ahora, busquemos juntos, puntos de encuentro para mejorarla, para que todos los protagonistas del sistema educativo se sientan parte de ella.

“El entramado de acuerdos comerciales y de inversión que dejamos, como el TPP–11, la renovación del Acuerdo Global con la Unión Europea,  o el entendimiento con nuestro principal socio comercial, Estados Unidos –que se veía muy lejano-, serán fundamentales para crear empleos, desarrollo incluyente y oportunidades en todo el territorio nacional.

“Y podríamos seguir enumerando logros en empleo, acceso a servicios o desarrollo de industrias estratégicas. Más allá de la fuerza política que detente el gobierno y de las diferencias que podamos tener, le debemos un reconocimiento al esfuerzo de los millones de servidores públicos, que en todos los niveles trabajan con honradez, patriotismo y entrega.

“A los hombres y mujeres que nos educan, que nos curan y nos protegen: las y los maestros, doctores, enfermeras, policías y a los integrantes de las Fuerzas Armadas, nuestra gratitud. No los vamos a dejar solos: Aquí el PRI se compromete con ustedes”, aseveró.

Admitió ante los legisladores federales la existencia de puntos de vista diferentes, y en algunos casos encontrados, entre el PRI y la fuerza política que hoy es mayoritaria. Pero por el bien de México, los invito a que coincidamos en esto: se debe gobernar para cumplirle al país en el largo plazo, no para satisfacer a las encuestas  y a la popularidad en el corto.

“La ciudadanía nos exige logros nacionales, más que logros partidistas. El mandato es muy claro para esta soberanía y no debemos tener otra cosa en mente que cumplirlo a cabalidad: haciendo política, respetando, conciliando y sumando voluntades mejoraremos la calidad de vida de millones de mexicanos.

“Diputado Presidente, celebramos su disposición al diálogo y la vocación democrática que lo llevaron a violentar las normas del Congreso, y dar la palabra a un Senador sin partido quien, lamentablemente, utilizó esta tribuna para expresar amarguras personales y exhibir su incongruencia, de sobra conocida por todos”, reclamó.

Puntualizó: “Compañeras y compañeros: los partidos con visión de Estado, reconocen en el gobierno y en la oposición dos caras de la misma moneda: la oportunidad de servirle a la gente. Por décadas, el PRI ha servido a este país  y no tengo duda, le vamos a seguir sirviendo. Hoy, desde la oposición, serviremos con la misma pasión por México, que siempre nos ha caracterizado.  Muchas gracias”.

Escrito por en Sep 11 2018. Archivado bajo NACIONAL. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Gabfire themes