El Fiat Lustitia para los magistrados Rebeca Pujol y Huber Olea Contró, y a la juez Flor Hernández Mijangos

.- El pleno de Magistrados de la Casa de Justicia de la Ciudad de México, guardó un minuto de silencio por el sensible fallecimiento del juez “Chemita” García Sánchez.

Blas A. Buendía / Reportero Free Lance _____________________

blasalejo@yahoo.com

Los magistrados Rebeca Florentina Pujol Rosas y Francisco José Huber Olea Contró, y la jueza Flor de María Hernández Mijangos, fueron condecorados con el Fiat Lustitia de manos del presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, Álvaro Augusto Pérez Juárez.

Al encabezar la entrega de los reconocimientos Fiat Lustitia, el jurista mexiquense dijo que los juzgadores deben impartir permanentemente justicia con la convicción razonada del impacto de sus decisiones sobre lo público en la vida de las personas.

En sesión pública del Pleno de magistrados, y con la presencia de la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Nashieli Ramírez Hernández, el jurisconsulto subrayó que los jueces deben resolver, asimismo, con un profundo sentido ético, y en la búsqueda de servir con honradez en beneficio de la sociedad, la sana convivencia y la paz social.

El también presidente del Consejo de la Judicatura local, informó que los galardonados en esta edición son los magistrados Rebeca Florentina Pujol Rosas y Francisco José Huber Olea Contró, y la jueza Flor de María Hernández Mijangos, por ajustarse con la ley en la mano y con pleno apego a Derecho, en diversos juicios paradigmáticos de extraordinaria relevancia en sus ramas de Jurisprudencia.

En su oportunidad, Nashieli Ramírez Hernández, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, quien promueve junto con el TSJCDMX la entrega de los reconocimientos, planteó que los impartidores de justicia tienen una enorme responsabilidad en administrar e impartir justicia en la sociedad considerando los derechos humanos y la perspectiva de género. Recordó que tienen la función del control de la constitucionalidad y de convencionalidad.

El director general del Instituto Nacional de Ciencias Penales (INACIPE), Gerardo Laveaga Rendón, precisó que los jueces están cambiando la forma de entender la justicia, al recordar que la Constitución, en su artículo primero, señala que se debe aplicar el principio propersona en beneficio de la gente y los derechos humanos; más allá del procedimiento, toda vez que agregó, “se debe privilegiar la solución del conflicto”.

Un minuto de silencio

 En el marco del pleno de Magistrados, el magistrado presidente del TSJCDMX, Álvaro Augusto Pérez Juárez, expresó a nombre del Pleno de magistrados, el pésame a la familia del juez 37 Civil, José María “Chemita” García Sánchez, quien falleció el pasado día 17.

“En este acto queremos externar nuestro más sentido pésame y solidaridad a su familia aquí presente, por esta irreparable pérdida… sin duda alguna lo recordamos y extrañamos con cariño”, dijo.

Originario de Coahuila, el juez García Sánchez ingresó al TSJCDMX en 1967; licenciado en Derecho por la UNAM, se desempeñó como juez de arrendamiento y posteriormente en la rama civil. Fue catedrático de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán.

La filosofía del Fiat Justitia

El Fiat Justitia (et pereat mundus) es una frase en latín que significa “Que se haga justicia, y que el mundo perezca”.

Esta frase fue el lema de Fernando I, Sacro Emperador Romano, probablemente proveniente del libro Loci Communes (1563) de Johannes Jacobus Manlius. Caracteriza una actitud, que quiere proporcionar justicia a cualquier precio. Su primer uso documentado en la literatura inglesa fue aproximadamente medio siglo después.

Un uso famoso es el de Immanuel Kant, en 1795 Perpetual Peace: A Philosophical Sketch (Zum ewigen Frieden, Ein philosophischer Entwurf), para resumir la naturaleza contra-utilitaria de su filosofía moral, en la forma Fiat justitia, pereat mundus, que él parafrasea como “Que la justicia reine incluso si todos los bribones en el mundo perecieran de ella”.

Ludwig von Mises creó una variación de la frase más acorde con su filosofía: Fiat justitia, ne pereat mundus (“Que se haga justicia para que no se pierda el mundo”).

Esta frase (en forma de Fiat justitia piriat mundus) está inscrita en el lado del encendedor de John Constantine en la película de 2005 Constantine (basada en la serie de cómics de Vertigo Hellblazer y protagonizada por Keanu Reeves).

Escrito por en Ago 30 2018. Archivado bajo NACIONAL. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Gabfire themes