Cuba y Vietnam afianzan relaciones económicas en la Zona de Mariel

Teyuné Díaz Díaz* ________________________

La Habana (PL).-  La captación de inversiones extranjeras y el desarrollo de un parque industrial son algunos de los objetivos de la empresa ViMariel S.A.,  entidad cubana con capital totalmente vietnamita radicada en la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM).

La constitución de ViMariel expresa una nueva etapa de solidaridad en tiempos de renovación, un nuevo comienzo para futuros acuerdos en las relaciones tradicionales de ambos pueblos, y un apoyo al recién electo gobierno de Cuba,  comentó a Prensa Latina el embajador de Vietnam en la Isla, Nguyen Trung Thanh.

ViMariel tiene un significado político más allá del económico, puntualizó el diplomático, al sellar la primera concesión administrativa en la Zona.

PROYECCIONES EN LA ZEDM

La inyección de capital foráneo provendrá de entidades de Europa, América Latina y Asia que posean tecnologías de punta y faciliten mayores beneficios a la isla antillana, amplió a esta agencia el presidente del Consejo de Directores de la Corporación Viglacera S.A., Tran Anh Tuan, contraparte vietnamita.

Anh Tuan significó que ViMariel es una filial de la sociedad mercantil vietnamita que dirige, una empresa líder en parques industriales, con más de 200 empresas inversionistas asociadas.

En el enclave se levantarán infraestructuras en un terreno que comprende, en una primera etapa, la concesión de unas 156 hectáreas con posibilidades de expansión hasta 300 hectáreas en el término de 50 años, apuntó.

Esperamos que con nuestra experiencia de negocios, más de 20 años, podamos ocupar el espacio de la recién conformada entidad, remarcó.

La concesión administrativa -otorgada mediante el Decreto No. 340- tendrá como objetivos proyectar, invertir, construir, administrar y explotar la infraestructura, y la creación del ya mencionado parque industrial, localizado en el Sector A de la ZEDM, ubicada a unos 45 kilómetros al oeste de la capital cubana.

Significó el directivo que a través de ViMariel pretenden establecer en la Zona empresas con potencialidades para cumplir con la demanda de Cuba, en primer lugar, para luego expandirse a América Latina y el resto del mundo.

Hasta el momento han sostenido encuentros con representantes de compañías de Bélgica, España y Portugal, pero la más importante es con una empresa de China especializada en la producción de vidrio, amplió.

Por su parte, la directora general de la Oficina de la ZEDM, Ana Teresa Igarza, explicó que ya quedaron establecidos los compromisos que asumiría ViMariel para el desarrollo de un parque industrial, y acotó que esa entidad está constituida ante notario público e insertada en el registro mercantil.

Amplió que a partir de este momento se inicia un cronograma que prevé permisos, licencias y autorizaciones, así como el inicio de las obras de infraestructura. Primero para urbanizar el área, un terreno totalmente virgen, y a partir de ahí, la atracción de inversión extranjera para posteriormente ser aprobados por la oficina cubana, puntualizó.

Los negocios serán de diversa índole, apuntó, pero enfocados a los pilares definidos en la ZEDM: en las industrias de materiales de la construcción, pesada, envases y embalajes, manufacturas en función del abastecimiento; aseo personal y del hogar, biotecnología y la actividad logística, remarcó Igarza.

La directiva destacó que el desarrollo del parque industrial permitirá también atraer negocios al país, elemento que dinamizará y multiplicará los esfuerzos realizados durante estos cinco años de la ZEDM para atraer inversión extranjera.

Este acuerdo, señaló Igarza, se ubica en un contexto muy importante para Cuba, porque al amparo de las modificaciones realizadas en la estructura económica y la consolidación de nuestro proyecto socialista, la propuesta reproducirá los esfuerzos con el apoyo de un país hermano y con un sistema sociopolítico igual al cubano.

ACOTACIONES LEGALES

En la ZEDM existen dos figuras de negocios para establecerse: concesionario y usuario. La primera la ostenta únicamente la recién constituida empresa ViMariel, por lo cual la última tiene mayor representación.

La diferencia entre ambos estatus legales es que el usuario es una empresa que se establece, produce o brinda servicios. En cambio, el concesionario tiene una función de carácter público y actúa bajos los términos y condiciones que autoriza el Estado, es decir, se trata de una figura privada que  desarrollará una acción o función estatal.

En el caso de ViMariel, la empresa desarrollará infraestructura, en el marco legal establecido por la ZEDM,  cuyo mayor tiempo para los concesionarios es de 50 años,  prorrogables solo al término del periodo pactado.

De acuerdo con la legislación, un parque industrial es un área urbanizada (calles y alumbrado público), donde se pueden construir naves industriales. Eso facilitará a los inversionistas no empezar desde el inicio y acortar los tiempos y procedimientos regulatorios.

*Periodista de la Redacción de Economía de Prensa Latina.

Escrito por en Ago 9 2018. Archivado bajo INTERNACIONAL. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Gabfire themes