Presunción: Suspenden financiamiento del Seguro Popular

Matías Lozano Díaz de León ________________________

06-08-2018

Tema 1.-

  • El “sujeto” era el antiguo Hospital Hidalgo

Tema 2.-

  • Carta de personal del INEGI a López Obrador
  • Describen el caos que afecta, aquí, a 6 mil empleados
  • Urge una reestructura, insiste

Tema 3.-

  • Orenday se anota triunfo sobre “Notarios Suspendidos”
  • Revoca la SCJN sentencia que favorecía a Arellano Crespo
  • ¿Quién sigue?

Extraditan a los que pedían “taquito”

TEMA 1.- ¿SEGURO? POPULAR.- Si los buenos propósitos que se escuchan en las campañas políticas de los candidatos a los diversos puestos de elección se atendiesen, no todos, sino al menos los factibles, México sería un país feliz; pero la realidad es muy diferente: lo que ofrecían los perdedores, se va al canal del desagüe, y con ello los candidatos que ganan las elecciones se quitan un peso de encima (y se echan “otros”, pero es tema aparte), con un simple “yo no lo prometí”, aunque sea de alta prioridad para la ciudadanía…

IRONÍAS.- GUSTAVO Granados, quien pretendió ingresar en la Cámara Alta propuso “impulsar desde el Senado de la República la transformación del Seguro Popular para que el servicio que presta a los mexicanos sea más competitivo e integral”; que el Seguro Popular será reforzado a través de la estructuración de redes de servicio eficientes, públicas y privadas, “con el objetivo de  alcanzar eficiencia para la alta especialidad, apertura para la clase media, protección para los microempresarios y cobertura efectiva de las enfermedades crónicas no transmisibles que hoy en día supera el 28 por ciento de las necesidades entre la población”…

UN BONITO PROPOSITO, sin duda, como infinidad similares que se escucharon en campaña, pero muy lejano de la realidad, máxime si se confirma que  la Comisión Nacional de Protección Social en Salud [CNPSS] ha determinado que se suspenda para Aguascalientes, la entrega del financiamiento al  Gobierno del Estado (Hospital Hidalgo), -300 millones de pesos-, por una “pequeña” omisión,  y que más graves podrían ser las consecuencias, si se comprueba que fue intencional…

LA CAUSA DE LA suspensión del financiamiento para la operación del Seguro Popular, según la versión, es que se aprobó en este año con base en la supervisión realizada al viejo Hospital Hidalgo, y sin embargo los beneficiarios son atendidos en el nuevo edificio, sin que se haya solicitado a la CNPSS la inspección correspondiente…

LA COMISION NACIONAL de Protección Social en Salud, órgano desconcentrado de la Secretaría de Salud, coordina la implementación del Seguro Popular. Sus funciones más importante son:

definir los criterios de afiliación al sistema,

integrar el padrón de afiliados,

administrar los recursos financieros,

establecer una política en materia de medicamentos;

establecer una política en materia de medicamentos,

evaluar el desempeño de la política y

coordinar las acciones de las instancias que operan el Seguro Popular en los estados.

LOGICAMENTE no es un problema insalvable, pero lo es: el fin de semana el Gobernador, Martín Orozco visitó el antiguo Hospital Hidalgo y platico con los directivos antes de retirarse a descansar, y seguramente atenderá el asunto al reanudar funciones hoy…

TEMA 2.- COMO ADELANTAMOS la semana pasada, el personal del INEGI se está organizando, en varios grupos, al considerar que la situación está “realmente en un punto de quiebre, por lo que decidieron enviar al virtual presidente electo, un panorama de la problemática reinante al interior de la institución: la auditoría interna, quejas, protestas internas y oros puntos que describen la “No Funcionalidad”, puntos de  vista de los trabajadores de enlace y técnicos recogidos mediante encuesta…

“ESTIMADO ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR:

En virtud del gran cambio político que vive México y que debe llevar a un mejor país, el personal inconforme del INEGI le hace la petición que reestructure verdaderamente al instituto, para que recupere la salud de equidad laboral y le permita recuperar el prestigio que hasta hace poco aun gozaba.

Solo un botón. Solo un ejemplo de lo obeso de INEGI, y en un área que debería por si misma ser ejemplo de austeridad, optimización de la funcionalidad del personal y de claridad en su estructura. La dirección de control interno si se mide por sus resultados es más obesa aun, pues entablar una queja es necesario ser experto en derecho. Solo para tener una idea, cuenta con 41 mandos medios, 4 de nivel titular, 4 direcciones adjuntas, 13 subdirecciones y 23 departamentos, sin contar el personal de enlace, técnicos y secretarias, ni incluir tampoco el personal en las 32 coordinaciones estatales y 10 direcciones regionales, con una nomina  solo en mandos medios está cerca de los 20 millones de pesos al año.

Eterna reestructura. Como es sabido el INEGI se ha reestructurado una infinidad de ocasiones, quedando en cada proceso más endeble que el anterior, eso sí con más personal y profesionalmente más disminuido, hoy es tan mala la situación que son pocos los que hacen las funciones sustantivas de generar datos, eso sí existe mucho personal “paliativo”  que “administra los datos”, se pueden nombrar áreas como:  normatividad, captura, estructuración, control de calidad, homologación, seguimiento, edición, análisis, incorporación a la base de datos, explotación de la base de datos, compatibilidad de la base de datos y otras funciones alrededor de los datos primarios.

 En el caso de la estructura productiva es evidente la obesidad y las actividades  reinantes,  así la “jerarquía” es desde  director, subdirector, jefe de departamento, subjefe de departamento, enlace con mandos medios, todos ellos con actividades “administrativas” o de “gestión” del personal, no  tienen funciones activas en los procesos, metodologías u operativos de campo y  de capacitación, a lo anterior debe sumarse  que “existe”  existen personal de enlace “encargado” de los proyectos de cada departamento, y por fin el personal de enlace y técnicos que generan los datos.

Perfil de trabajador. No es que exista personal inepto en INEGI, es la pésimamanera de asignar funciones, así  da lo mismo un personal técnico-profesional  o  licenciados laborando en ámbitos exclusivos de la  ingeniería o ciencias ambientales y de la tierra, que ingenieros laborando en áreas de informática, estadística o administrativas.  Para hundir más la   situación es la inequidad en las funciones, así un técnico tiene las mismas actividades que un enlace y a la inversa, lo que crea una injusta asignación  salario-función, producto de la herencia del “relleno”, pues a la vieja usanza se agarraban plazas de donde se podía.   Así, el INEGI se ha visto muy corto en desarrollarse para estar a la “vanguardia” como dicen sus postulados.

Servicio profesional de carrera.  Sólo ha servido para acomodar a personal ya direccionado. El perfil curricular y valoración de los candidatos es solo un protocolo, pues  al final de cuentas es una entrevista la que decide el aceptar o no a un candidato, todo un sistema para que una persona, que generalmente es un director de área (sin perfil adecuado) decida una plaza. Un análisis realizado en el área de estadísticas del servicio profesional de carrera,  no pudo obtener tendencias de mejora entre los nuevos trabajadores (SPC) y el personal tradicional; así, la productividad, propuesta de mejora o crecimiento en el capital humano, no avanza.

En  INEGI no existen las promociones en el personal de enlace y técnicos, ni por antigüedad, ni por conocimientos, sin embargo son conocidas las promociones en el personal de mando, principalmente en las oficinas sede, pues los aumentos no están permitidos (desde  hace 18 años). Así un jefe de departamento con ingresos de 22000 pesos paso a 32000; ¿así, para qué aumentos?.

Actitud, aptitud y valores del personal de mando, la situación no es la más adecuada, los mandos medios no entienden su puesto, operan como capataz más que directivo, lo que genera conflictos, inequidad y brazos caídos. En estos tiempos los mandos medios siguen como en la vieja escuela, con favoritismo, compadrazgo, y delegando.

La discrecionalidad. Los contrato del personal de enlace y técnico, en una  de  sus clausulas especifica: “Hará las funciones que encomiende el jefe”, así presentaciones, llenado de cuadros, oficios y demás deberes del “jefe”, este la  asigna a los trabajadores; así se tiene  una discrecionalidad absoluta, a esto debe añadirse que solo depende de él  si así lo desea, “otorgar permisos personales”, con el único criterio que de él mismo establezca, incluso esta atribución de los jefes es motivo de discriminación laboral, ya que es conocido que bajo mismas circunstancias de solicitud un jefe rechaza y en otra acepta otorgar un permiso, no existe en el reglamento interno una regulación al respecto, lo mismo ocurre para permisos sensibles como atender a los padres, matrimonio o fallecimiento de familiares no cercanos.

Sindicalización.  En los últimos tres años se han presentado oportunidades de sindicar personal, sin embargo los directores administrativos de manera personal se dieron a la tarea de intimidar a los trabajadores que aspiraban  a agruparse a cualquiera de los dos sindicatos del instituto, con la amenaza de ser despedidos, pues según ellos son “de confianza”, incluso de ser “etiquetados” a nivel federal. Como es conocido los sindicatos de INEGI tienen muy pocos miembros, de hecho es el más desfavorecido de las dependencias federales.

Reporte índigo. Se  expuso los gastos en viajes al extranjero de los altos directivos de INEGI: bien, también personal no de la alta dirección salen al extranjero, y en término de erogación supera a los anteriores, pero igual son gastos improductivos, pues  se cumple con invitaciones, esos viajes no generan valor agregado a las actividades del instituto. Incluso las participaciones técnicas solo son de tipo “experiencias”, “visión”, “propuesta” o simplemente solo asistir.

Información del INEGI, si bien el instituto ha generado mucha información, difícilmente se puede consultar, debido principalmente a lo engorroso de los motores de búsqueda, los vínculos incompletos, datos sin conexión histórica, formatos confusos y poco útiles. Según informe del área del administración de internet, explican que el personal de desarrollo experimentan “nuevas aplicaciones del primer mundo”, migrando la plataforma sin consultar al usuario, acostumbrado al servicio antiguo, aunque básico, era simple en encontrar los datos.

Privacidad. Es conocida la facultad que tienen los mandos medios de obtener  copia de correo electrónicos y obtener la lista de navegación de los trabajadores, incluso de revisar la información de las computadoras, elementos que en algunas direcciones regionales se uso para despedir personal, que sea de paso mencionar fueron demandados por estos y el instituto perdió los casos.

Salarios. En el INEGI el personal de mando ha sido promovido a los niveles más altos de sus jerarquía, en tanto los llevados y traídos “ENLACES” y técnicos, han quedado estancados, las condiciones actuales son: un jefe gana el doble que enlace, el subdirector el doble que el jefe y así sucesivamente, internamente se conoce con la liga “XX”, y “XXX”. La injusticia no estaría en la diferencia de salarios, sino en las capacidades profesionales, así un jefe no tiene la capacidad media de su personal, y el subdirector a duras penas entiende lo que sus jefes hacen. Aun más humillante es que en niveles de directores ya no importa la profesión, se tienen casos absurdos como contadores y licenciados en derecho en direcciones de geografía, o químicos e ingenieros en operativos de estadística. Ni digamos de aquellos que ni profesión tienen.

Acoso laboral, equidad de género y discapacitados. si bien es una tendencia en el mundo subsanar deficiencias, en el interior del INEGI es solo una meta a cumplir, en cuanto a discapacitados no tiene una meta establecida, pero la realidad casi no hay discapacitados, en equidad de género ahí si se tiene una meta, de 50% 50%, y en acoso laboral pues muy alejado, es conocido que el acoso laboral ya pasó de ser de hombres a mujeres, ahora ya se ha empezado a invertir, pero para establecer el acoso en el INEGI, es necesario pruebas claras y bien documentadas, con testigos y demás, y se trata de un mando medio no hay manera de ganar el caso, eso si, el demandante si puede perder el puesto.

Existen más anomalías al interior del INEGI suficientes para que se reestructure,reestructura que debe venir de fuera si es que realmente se desea una institución a la altura del México. El personal del INEGI está en la mejor condición de seguir enumerando las incongruencias”…

TEMA 3.- EL NOTARIO 18, JOSE de Guadalupe Orenday González, quien se ha convertido en “el coco” de prácticamente todos aquellos que recibieron Fíat del Gobierno de Carlos Lozano de la Torre, se anotó un punto recientemente, según información que consta en la página de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al lograr que la Sala 2 revoque una sentencia de “la sala administrativa” del Poder Judicial del Estado, en el Juicio Contencioso Administrativo promovido por el Lic. Roberto José Arellano Crespo,  uno de los notarios (número 62) que se encuentran bajo “suspensión de funciones”…

¿QUIÉN SIGUE? Si en estos menesteres rigiera la “equidad de género”, podríamos apostar que “La China” Aguilera, la única mujer del grupo de “Notarios en suspensión de funciones”, estatus derivado precisamente de las impugnaciones de Orenday González…

Escrito por en Ago 6 2018. Archivado bajo COLUMNAS, CORTANDO POR LOZANO. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Gabfire themes