Utilizar reprobados

Comparto Viborianus…LUNES 23 JULIO 2018. Basta de muerte y saqueo. Sigamos alzando la voz, exigiendo Justicia y Paz. !ALTO AL TERRORISMO!

Victoriano Robles Cruz ________________

Del diccionario tomamos la definición de reprobar, proviene del latin reprobāre. 1. verbo transitivo. “No aprobar, dar por malo”. En otros espacios nos encontramos con que reprobar, en el ámbito educativo, es no obtener una calificación satisfactoria; en otras palabras, no alcanzar el nivel necesario para considerar que una determinada prueba haya sido superada con éxito. En la política podemos realizar un traslado de esa definición educativa, luego del proceso electoral del pasado 1 de julio, la ciudadanía, los electores, los quintanarroenses, han decidido quién y quiénes merecen su confianza para administrar los bienes, sean legislativos y ejecutivos. En términos reales reprobaron, a un grupo de aspirantes que colocados dentro de la gobernanza del cambio fueron indiferentes con sus propios compromisos de la campaña anterior y en su desempeño público, pero aún así pretendían otro cargo.

Los grupos de poder del tradicional priismo implantaron ese mecanismo de salvaguarda, de protección. Truqueaban a los reprobados hacia otros cargos, para mantener el grupo de confianza dentro de la nómina y de las preferencias del poder. No ganaba una elección, no era aceptado su desempeño por los ciudadanos, y lo ubicaban en otro cargo público para continuar complaciendo a esa elite de poder. Quien asumía la responsabilidad era el ejecutivo, y así pervivieron por muchos sexenios, humillando al pueblo, reciclando a personajes reprobados, pero de sus simpatías. El pueblo si ve, escucha, discierne y decide con sus votos, quienes merecen una oportunidad dentro de la administración de los bienes públicos.

El mejor ejemplo ha acontecido en Quintana Roo, al menos así se ha testimoniado por diferentes observadores del acontecer político, han testificado como los quintanarroenses con su voto han reprobado el desempeño incorrecto e incongruente de sus representantes, en los dos últimos procesos electorales. En estos dos últimos eventos electorales los ciudadanos han reprobado a quienes en su proceder no correspondía con las respectivas responsabilidades. Aquí la pregunta de muchos quintanarroenses: ¿Merecen otra oportunidad quienes ya han sido marginados por la población, por la decisión soberana del Pueblo? ¡El talento de estos reprobados no es útil para los ciudadanos, sólo para la complicidad política!

Despertemos a los otros.

Suena con cierta lógica, con la congruencia, dentro de un país de reprobados, la promoción para varios personajes de la vida pública reprobados el 1 de julio de 2018. Como bien describe Jesús Cantú en su nota de proceso.com.mx titulada: Un país reprobado en casi todo. Un país en el cual, parte de su desempeño, ha sido medido por diferentes “organismos internacionales y organizaciones de la sociedad civil, las cuales desnudaron las enormes carencias mexicanas en materia de respeto a los derechos humanos, ejercicio de la libertad de prensa y combate a la corrupción”. Agregaríamos, la carencia y/o debilidad legal de las instituciones impartidoras de justicia.

Por ello destaca México en los indicadores de la percepción negativa en corrupción, impunidad, derechos humanos, y la enorme violencia, aunado al enorme grupo de desaparecidos. La libertad de prensa también es otro indicador de funestas consecuencias, muchos son los periodistas asesinados por grupos asociados a los grupos del poder político. La persecución de periodistas por internet, las interferencias para sus portales, los descalabros para sus sitios de información independiente, entre otros malestares como el robo de parte del patrimonio.

Quizá hace falta más mediocridad en el “gabinete del autodenominado cambio”, para continuar con esa violencia en los nichos turísticos y/o que le corresponde a toda la entidad. Un tremendo despido de burócratas (más de 3 mil en menos de 2 años), que disfrazan con el conteo estatal por los indicadores de los volúmenes de contrataciones de las empresas del ámbito turístico. La indiferente pobreza, la cual sigue creciendo a un ritmo inalcanzable, quizá por la falta de atención. La inexcusable e inocultable corrupción en casi todos los espacios desde el ejecutivo como desde el mismito legislativo, todos tienen grave cola, imposible de domesticar. Los ciudadanos de la calle, los que depositaron su voto, han reprobado a esta administración “del cambio”, por el ayuno de resultados.

Reprobado EPN.

No ha existido sensibilidad ni capacidad de respuesta para, por un lado, cumplir con las promesas comprometidas en tu tiempo de campaña y, por el otro, atender las demandas ciudadanas. Inexistentes los mecanismos de transparencia o bien de rendición de cuentas. Quizá se les olvida que administran los dineros del pueblo. Y que estos deben estar en disponibilidad y del conocimiento de todos. Ahora todos los ciudadanos saben del despilfarro en vuelos con jet ejecutivo no solamente para el mandatario sino para toda la familia. Ahora los gastos en transportación aérea del ejecutivo superan por mucho los vuelos del gobernante anterior. ¡Cuál programa de austeridad? Las mismas conductas evidencian la congruencia con el dispendio y la falta de resultados. ¡Pero, ahora pretenden utilizar a los reprobados como sustitutos! ¡Vaya!, ¡vaya!, complacencia. ¡Cuando los ciudadanos no importan!

PD.- Pregúntate si lo que estás haciendo hoy te acerca al lugar en el que quieres estar mañana. Walt Disney (1901-1966) productor, director, guionista y animador estadounidense.

www.facebook.com/viborianuscolumna

viborianus@gmail.com 

@viborianus   

www.viborianus.com

Escrito por en Jul 23 2018. Archivado bajo COLUMNAS, Viborianus. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Gabfire themes