¿Por qué no cuidar nuestro hogar?

 

Comparto Viborianus…MIERCOLES 18 JULIO 2018. Basta de muerte y saqueo. Sigamos alzando la voz, exigiendo Justicia y Paz. !ALTO AL TERRORISMO!

Victoriano Robles Cruz ___________________

La violencia en Quintana Roo impone otra mirada, otra visión para los ciudadanos. Obviamente… el miedo, muy natural ante el estatus de violencia. Somos una entidad en la cual las autoridades han sido, y parece así seguirá: incapaces de acabar con la violencia. El perfil de las ejecuciones está compuesto por jóvenes, sin embargo, no preocupa a las autoridades de y en Quintana Roo. Como no intervenir ante la destrucción de una parte del futuro quintanarroense. Matar a los jóvenes es matar los sueños. Nuestra historia está aquí, la familia, sobrevivimos con lo malo y bueno, la herencia para las futuras generaciones se construye ahora… ¿Por qué no cuidar nuestro hogar? ¡Cuidemos Quintana Roo!

Con profundo dolor y coraje por la impotencia, encabronamiento… de ver la incapacidad y la desidia oficial. Porque todos sabemos que son suficientes para enfrentarla y acabarla, pero no quieren intervenir, nos prefieren mantener con ese miedo. No debemos permitir –como ciudadanos- esta continuidad de la masacre, del derramamiento de sangre, de imponer nuevos niveles rojos, nuevos records de violencia. Mientras lee este espacio quizá rebasemos las 300 ejecuciones, y muchos presumirán esta nueva cifra de la permitida violencia. ¡Quintana Roo es el hogar de todos! ¿Nos querrán mudos? ¿Cómo ayudar?

Aldous Huxley (1894-1963) aquel enorme novelista, ensayista y poeta inglés, nos heredó una perla amorosa relativa con el miedo: “El amor ahuyenta el miedo y, recíprocamente el miedo ahuyenta al amor. Y no sólo al amor el miedo expulsa; también a la inteligencia, la bondad, todo pensamiento de belleza y verdad, y sólo queda la desesperación muda; y al final, el miedo llega a expulsar del hombre la humanidad misma”. ¿Será esa la explicación en la perversidad de las autoridades? Vamos deshumanizándonos de prisa, para muchos lectores ya no les sorprende esta violencia en Quintana Roo. Y allí otra pregunta: ¿Quién resulta más violento el Estado que lo permite o quienes lo realizan conocedores de la impunidad que les cobija?

Puede ser analogía. Complementaremos esta aportación con lo que escribió Carl Sagan (1934-1996), quien tituló una de sus obras “Un punto azul pálido”, inspirándose en una fotografía. Fotografía de la Tierra tomada por la sonda espacial Voyager 1 desde una distancia de 6000 millones de kilómetros. La imagen muestra la Tierra como una mota o punto de luz casi imperceptible debido al fulgor del Sol. La foto fue tomada el 14 de febrero de 1990, junto al resto de las imágenes del mosaico fotográfico denominado Retrato de familia, que incluye a otros planetas del Sistema Solar. En 2001 fue seleccionada por Space.com como una de las diez mejores fotos científicas espaciales de la historia. Leamos:

Mira ese punto. Eso es aquí. Eso es nuestro hogar. Eso somos nosotros. Ahí ha vivido todo aquel de quien hayas oído hablar alguna vez, todos los seres humanos que han existido. La suma de todas nuestras alegrías y sufrimientos, miles de religiones seguras de sí mismas, ideologías y doctrinas económicas, cada cazador y recolector, cada héroe y cada cobarde, cada creador y destructor de civilizaciones, cada rey y cada campesino, cada joven pareja enamorada, cada niño esperanzado, cada madre y cada padre, cada inventor y explorador, cada maestro moral, cada político corrupto, cada “superestrella”, cada “líder supremo”, cada santo y cada pecador en la historia de nuestra especie vivió ahí – en una mota de polvo suspendida en un rayo de sol.

La Tierra es un escenario muy pequeño en la vasta arena cósmica. Piensa en los ríos de sangre vertida por todos esos generales y emperadores, para que, en gloria y triunfo, pudieran convertirse en amos momentáneos de una fracción de un punto. Piensa en las interminables crueldades cometidas por los habitantes de una esquina del punto sobre los apenas distinguibles habitantes de alguna otra esquina del punto. Cuán frecuentes sus malentendidos, cuán ávidos están de matarse los unos a los otros, cómo de fervientes son sus odios. Nuestras posturas, nuestra importancia imaginaria, la ilusión de que ocupamos una posición privilegiada en el Universo… Todo eso es desafiado por este punto de luz pálida.

Nuestro planeta es una solitaria mancha en la gran y envolvente penumbra cósmica. En nuestra oscuridad —en toda esta vastedad—, no hay ni un indicio de que vaya a llegar ayuda desde algún otro lugar para salvarnos de nosotros mismos. La Tierra es el único mundo conocido hasta ahora que alberga vida. No hay ningún otro lugar, al menos en el futuro próximo, al cual nuestra especie pudiera migrar. Visitar, sí. Colonizar, aún no. Nos guste o no, por el momento la Tierra es donde tenemos que quedarnos. Se ha dicho que la astronomía es una experiencia de humildad, y formadora del carácter. Tal vez no hay mejor demostración de la locura de la soberbia humana que esta distante imagen de nuestro minúsculo mundo. Para mí, subraya nuestra responsabilidad de tratarnos los unos a los otros más amable y compasivamente, y de preservar y querer ese punto azul pálido, el único hogar que siempre hemos conocido”.

Viborita: desde la mayor oscuridad del inframundo nos encontramos con tremenda realidad. Cotejamos con miembros del seno morenista y así lo confirman: Israel Hernández Radilla y Fidel Guillen Arjona, dos personajes fotografiados, en una pick up, con logo de Morena, distribuyendo despensas a nombre de uno de esos candidatos. Felices se le veía a este par de delincuentes, ahora asociados al partido en el poder. ¿Complicidad o alquiler de membresía? ¡No quisieron soltar la imagen! Se las debemos.

PD.- ¿Cómo invitar a las autoridades para que recuperen o revitalicen sus ganas de ocuparse del hogar, nuestra casa, de tenerla limpia y ordenada y de disfrutar en ella? El verdadero hogar, sólo tiene connotaciones positivas ligadas a nuestras emociones y sensaciones: descanso, protección, cariño, seguridad, calma, confort…. ¿Por qué no cuidar del hogar para que el hogar cuide de nosotros?

www.facebook.com/viborianuscolumna

viborianus@gmail.com 

@viborianus   

www.viborianus.com

Escrito por en Jul 19 2018. Archivado bajo COLUMNAS, Viborianus. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Gabfire themes