Mil Máscaras y sus 76 años

La edad es un estado mental y por lo tanto soy un joven

.- Muchos luchadores mexicanos pueden decir que han viajado a Japón y a Estados Unidos, pero sólo uno ha triunfado de verdad y ha hecho escuela, sólo uno es una leyenda viviente, sólo uno es recordado y respetado y ese es ¨Don Personalidad¨

Heriberto Bonilla Barrón ___________________

Mil Máscaras, quien el domingo estará cumpliendo 76 años de vida, ya no tiene nada que pedirle a la vida, lo ha logrado todo como luchador, y a pesar de su edad se mantiene en forma y aunque parezca increíble sigue luchando y ofreciendo conferencias, ya no tiene que apantallar a nadie ni mucho menos entablar polémicas estériles sobre quien fue el primero en llevar la lucha libre mexicana a todo el mundo, por lo que ahora sólo le resta disfrutar de su madurez como persona y como leyenda de la lucha libre mundial.

En cinco años, durante los 80s y 80s,  fue considerado el mejor luchador a nivel mundial y el más taquillero, cuatro veces fue el tercero y no mentimos al señalar que en Estados Unidos, Asia, Europa, Africa y Sudamérica se le considera un verdadero Dios… menos en México en donde por el celo de las dos empresas que controlan a la lucha libre y para las que no lo trabajan, tratan de minimizar sus conquistas, pero nunca lo lograrán.

Hay quienes se atreven a decir que Eddie Guerrero, Rey Misterio o Alberto del Río, son los más famosos y los más conocidos, cuando todo eso es una verdadera mentira y cuando son comparados con Mil Máscaras le quedan ¨chiquitos¨ y prueba de ello es que es el único mexicano que está entronizado en el Salón Mundial de la Lucha Libre y en el Salón de los Inmortales de la WWE, algo que ni en Santo ni nadie llegaron a imaginar.

El martes, FUERZA AGUASCALIENTES y MIS RAICES DIGITAL entablamos contacto telefónico con ¨Don Personalidad¨, para felicitarlo sobre su cumpleaños y hacerle la pregunta que todo mundo se hace: ¿cuándo se va a retirar?, y con su poderosa voz nos dijo que ni lo ha pensado: yo desde que cumplí 50 años, dejé de cumplir, además la edad la considero solo como un estado mental, de modo tal que mientras Dios lo permita y el ¨cuerpo aguante¨, aquí me van a tener, porque mentalmente me considero joven, dijo.

SIEMPRE ESTELARISTA

Más de 50 años como luchador estelarista lo dicen todo.

Muchos luchadores mexicanos pueden decir que han viajado a Japón y a Estados Unidos, pero sólo uno ha triunfado de verdad y ha hecho escuela, sólo uno es una leyenda viviente, sólo uno es recordado y respetado.

Hoy en día Mil Máscaras sigue conservando un buen físico (uno de los más admirables de la época anterior a los esteroides) y a sus 76 años continúa practicando sus “planchas suicidas” mientras que muchos luchadores (como los de la WWE), quince años menores que él ya no son capaces de despegar sus pies del piso.

El último de los “Campeones Justicieros” se resiste al paso del tiempo y aún arrastra multitudes en cada presentación, pero siempre se le ha criticado a Mil Máscaras porque en sus luchas en México suelen ser de inferior calidad a las que se le ven en el extranjero.

“Don Personalidad”, que el domingo cumplirá 76 años de vida, dijo:  siempre seremos jóvenes, primeramente de espíritu, de deseos de ser mejores y de triunfar en la vida y todavía más si como yo que dedico un mínimo de cinco horas diarias a ejercitarme, tenga o no tenga actuación, de tal suerte que no hay necesidad de festejar un aniversario más si toda la vida he estado bien consigo mismo, con mi gente y con la lucha.

Y no, yo ya no cumplo años, desde los 50 ya dejé de cumplir, dice en tono pícaro la máxima gloria del pancracio mexicano, lo único que puedo festejar es que a esta edad me siento muy fuerte, que además tengo trabajo y que la gente en todo el mundo sigue conociendo quién es Mil Máscaras.

También conocido como “Don Personalidad”, el mítico enmascarado asegura que la clave de su éxito ha sido la constancia, la dedicación y el amor por la lucha y por su familia. La clave y el precio para mi  éxito ha sido la de siempre, trabajar más que los demás, yo me meto al gimnasio y sigo entrenando como novato, cuido bien mis hábitos, mi comida y sobre todo, me entrego al ciento por ciento a mi profesión.

¿A qué se debe que a más de cinco décadas, siga vigente en la memoria del público y de los medios de comunicación?, le preguntamos.

A que sigo interesado en mi profesión y tan es así que pese a mis 76 años de edad diariamente, tenga actuación o no, hago cinco horas de ejercicio.

Los medios de comunicación siguen interesados por mí, ¡qué es lo más extraordinario! Acabo de estar en Monterrey hace dos meses filmando una película y, lo más interesante, es que estando allá me invitaron a una estación de Radio, y no paró de sonar el teléfono.

Después fuimos a la televisora local y hubo como unas 300 llamadas. Televisa Monterrey había anunciado que a las 7 de la mañana estaría Mil Máscaras y la gente comenzó a llamar para hacer preguntas; como el tiempo fue limitado, pues no pude responder todas, pero se ve que hay mucho interés del público por Mil Máscaras.

Los homenajes hacia Mil Máscaras, gracias a Dios se están dando por todo el mundo y cómo no recordar que en marzo el Consejo Mundial de Lucha Libre me brindó un reconocimiento con a nadie, con recepciones en los más lujososo hoteles, con vehículos increíbles y luego con una increíble entrega de los aficionados en la Arena México, de manera tal que puedo decir que los verdaderos conocedores siguen admirados con mi carrera y por lo tanto a aquellos envidiosos y amargados que me critican ni caso les hago, dijo.

Cuando usted inició como Mil Máscaras e hizo su debut en la Arena México, ¿imaginó que sería mundialmente famoso?

Bueno, cuando inicias en una profesión lo que siempre estás pensando es en cómo llegar a lo más alto, proponerte lo que nadie ha logrado, no es ego, pero soy el único que ha llegado a otros niveles. La razón de esto es porque siempre he sido independiente, he luchado para las 52 compañías que existen en Estados Unidos, inclusive fui fundador de la WWE en donde estuve por 10 años, luego firmé en todas las empresas de Europa, Asia y América, algo que nadie, nadie en la historia de la lucha libre lo ha hecho.

Tengo 187 portadas de revistas norteamericanas, ni un luchador norteamericano las tiene, en Japón, ni las he contado, pero es infinidad de revistas, igual los periódicos japoneses, de Hong Kong y Bangkok me sacan en la primera plana cuando voy a actuar y puedo presumir que en la biblioteca de una de mis residencias tengo cientos de libros con portadas de periódicos y revistas de todo el mundo en donde rinden tributo a Mil Máscaras.

Todo esto me hace ver que he logrado el éxito, ¿dime qué otro luchador mexicano o extranjero ha logrado lo que yo?, sin embargo, todo esto para mí es relativo porque tengo los pies bien puestos en la tierra, al principio de mi carrera fui criticado, decían que era prepotente pero, era una mala campaña que querían hacerme, pero al final se dieron cuenta de mi calidad y que no era solamente un producto de la publicidad.

¿Considera usted que Mil Máscaras no ha sido bien valorado en México?

Yo creo que sí y mire le voy a decir algo, Las empresas de lucha libre tienen a su gente, y la manejan como quieren, en mi caso, cuando me contratan, con mucho gusto acepto, siempre y cuando me paguen lo que pido, lo que sí rechazo es pagarle a las revistas de las empresas para que me publiquen, faltaba más. En Estados Unidos, Asia, Europa, Africa y Australia me pagan por entrevista y aquí mis paisanos quieren que yo les pague…háganme el recanijo favor, dijo.

Es la ventaja de ser independiente, que trabajas en todos lados y a mí no me pueden vetar como ocurrió hace algunos años en el Consejo y en la Triple A con el Hijo de El Santo y muchos otros, por lo tanto el valor uno se lo da, no creo que Mil Máscaras no esté siendo aprovechado en México porque siempre tengo trabajo”.

HASTA QUE EL CUERPO AGUANTE

¿A unos días de cumplir 76 años de edad aún no pasa por su mente la idea del retiro?, le preguntó ayer FUERZA AGUASCALIENTES Y MIS RAICES DIGITAL.

No. Yo sigo activo y mientras Dios me preste salud y vida, ¨mientras el cuerpo aguante¨ estaré activo por un buen rato y lo hago con gusto porque modestia aparte puedo presumir que el dinero que he ganado en la lucha y en seis o siete empresas que tengo, ni yo ni mis cuatro hijas ni sus hijos se lo podrán acabar.

¿Quién se ha tenido que adaptar a quién? ¿Mil Máscaras a los tiempos modernos, o los tiempos modernos a Mil Máscaras?

Bueno, en la lucha no he tenido que adaptarme porque la lucha prácticamente no cambia. Porque si tú hablas de la lucha aérea, pues yo sigo volando, sigo haciendo la plancha hacia dentro o fuera del ring, entonces, la lucha sigue siendo la misma, aunque a los nuevos elementos se les ha olvidado la lucha a ras de lona; ahora aplicas una llave, y la gente te lo agradece porque ya no están acostumbrados a ver este tipo de lucha, los jóvenes se la pasan `payaseando’ y hablando por el micrófono, haciendo retos, y eso no se hacía antes.

PAYASOS Y COMISIONADOS DENIGRAN A LA LUCHA LIBRE

Soy enemigo del `show’ en que se ha convertido la lucha libre de hoy en día, pues cualquiera que se dice luchador -y que ni pasa examen pues basta con darle su `mordida’ al Comisionado- lo único que hace es denigrarla con sus payasadas y todavía insultan soezmente al público, no sé cómo los que se dicen Comisionados lo permiten en Aguascalientes, o más bien sí lo sé y es porque reciben `mochada’ de las empresas y lamentablemente las autoridades municipales lo permiten porque se hacen de la vista gorda.

Aquí en Aguascalientes es frecuente que hagan eso le dijimos.

Y de inmediato respondió, ojalá que las autoridades, por el bien de la lucha y de las familias actuaran y lo impidieran.

LAS CRÍTICAS DE LOS ENVIDIOSOS

Hoy, a unos días de que cumpla 76 años, se hace increíble que haya gente que le quite méritos y hasta que se atreva a insultarlo, pensando que las estrellitas de la AAA o los que ya mencionamos, Rey Misterio, Eddie Guerrero y Alberto del Río, pueden superarlo en grandeza, algo que solo piensan sus jilgueros porque lo que hizo ¨Don Personalidad¨ nadie podrá igualarlo.

Ya en muchas ocasiones hemos dicho que en México al que triunfa, en cualquier ámbito de la vida, ya sea en la medicina, el derecho, la ingeniería, o bien en el futbol, beisbol o en la lucha libre, siempre habrá quienes los critiquen, porque lamentablemente somos una sociedad envidiosa, una sociedad que va para atrás, como los cangrejos, que cuando están por subir a lo más alto los ¨jalan para que no triunfen¨, porque en este país la envidia no puede ver a los triunfadores, por eso tantos ataques a Hugo Sánchez y a  Mil Máscaras, por poner dos ejemplos.

Mil Máscaras, la leyenda viviente de la lucha libre

Si ellos vivieran en Estados Unidos o en alguna otra nación ya estarían entronizados como auténticos héroes, lamentablemente nacieron en México y por lo tanto tienen que cuidarse al máximo de sus críticos, esos que no les perdonan haber triunfado en grande y si bien Hugo, por salir en la televisión, es golpeado con saña, a Mil Máscaras se le quieren negar todos los méritos y hasta hay quienes lo atacan y le dicen ¨viejo ridículo ya retírate, das lástima¨, cuando que debiera ser admirado pues a su edad todavía se mueve y tiene mucha más agilidad que mucha gente que tiene 50 años.

El Perro Aguayo, los Hermanos Dinamita y muchos otros son mucho más jóvenes que Mil Máscaras y ya se encuentran en el retiro y algunos casi no pueden moverse, mientras que ¨Don Personalidad¨ sigue activo e inclusive hace menos de un mes fue homenajeado en el Madison Square Garden de Nueva York y luego en Los Angeles, mientras que en su patria, aunque abudan los homenajes en su honor, es donde se le ataca con verdadera saña, como si lo odiaran por haber triunfado en tantísimos país.

Mil Máscaras ha demostrado en los cinco continentes que aún tiene las facultades para continuar por algunos años más en el ring ya que nos demostró que su técnica llega al nivel de lastimar a cualquier adversario, ya sea un joven novato o un luchador experimentado.

Si yo te agarro en una llave y tú no sabes cómo salirte de ella, lo más seguro es que te fractures tú solo al tratar de zafarte, nos dijo el Mil.

Ha declarado que se siente en excelente condición física para seguir dando batalla encima de los encordados de México y de otras partes del mundo.

No he pensado en el retiro, pues la edad es un estado mental.

Y agregó: La edad es relativa, es un estado mental, no físico, si tienes activo el cerebro el físico responde, por lo tanto la clave aquí es mantenerse bien físicamente, mientras haya buenas piernas y estés bien preparado puedes seguir, al luchador lo retira el tiempo, solo los golpes y la falta de piernas.

Nunca se piensa en el retiro, cuando lo vaya a hacer lo haré y diré, me voy y punto, no voy a andar subiéndome al ring en cada ciudad  diciendo que ya me voy, haré una presentación en grande y ahí digo adiós.

Pero todavía no pienso en eso, advirtió para los lectores de FUERZA AGUASCALIENTES y tal vez el día que me retire podré ser promotor o diplomático. Ir a Japón, ser embajador en Francia, Italia, Alemania, lugares donde me conocen y podrían recibirme muy bien porque conozco el entorno y su historia, dijo.

ALGO DE SU HISTORIA

Nosotros que lo conocemos sin su máscara desde hace muchos años, pues hemos visitado en varias ocasiones una de sus residencias y uno de sus edificios en donde tiene el penthouse exclusivo de Mil Máscaras, además de que lo hemos tenido en casa un par de ocasiones, sabemos que debajo de la capucha con la gran M se oculta una persona con una amplia cultura, que siguiendo las ideas de los antiguos griegos, buscaba trascender, inmortalizarse.

Era un estelarista instantáneo, pero si ese lugar fue en principio gratuito, sabía que para mantenerse tenía que superar sus limitaciones, así que entrenó duramente con el mejor maestro de lucha que ha habido: Cuauhtémoc “Diablo” Velasco.

Para 1967, Mil lograba su primer campeonato: el Nacional Semicompleto, obtenido tras derrotar a El Espanto. Su popularidad crecía, pues el público quedaba asombrado cuando veía sus llaves y sus topes supersónicos que cruzaban el ring de un lado a otro, y esto en un tipo con gran estatura y tonelaje era difícil de creer.

El experimentado Nazi consiguió quitarle el campeonato, pero el enmascarado no tardó en recuperarlo, aunque tuvo que renunciar al cinturón meses después cuando fue llamado por los promotores de la WWA, Gene y Mike LeBell, quienes manejaban el Olympic Auditorium de Los Angeles, un lugar en el que solían presentar a estrellas de origen latino, debido a que un gran sector del público estaba compuesto por inmigrantes.

Así, en mayo de 1968, Mil Máscaras comenzaba su internacionalización.

Sus triunfos ante figuras como The Sheik consiguieron ponerlo en el candelero.

El superestrella mexicano era ahora un superestrella en un país extraño, pronto entró en un fuerte pique con el tremendo “Classy” Freddie Blassie, uno de los pesos completos más reconocidos del vecino país, y que para esos días ya había incluso vencido a Lou Thesz y a Bruno Sammartino, los dos luchadores más grandes de la historia, según la gente de Estados Unidos.

Esta rivalidad fue diferente a las que solían tener las estrellas americanas con mexicanos, pues casi siempre los nuestros llevaban las de perder. Mil Máscaras estaba al nivel de Blassie, y lo demostró sometiéndolo con sus poderosas llaves que día a día perfeccionaba.

PRIMER PAGO POR EVENTO

Los aficionados latinos estaban felices al ver a Máscaras ponerse al tú por tú con el rudo Blassie, y cuando por fin lucharon en mano a mano, la expectación superó cualquier precedente. De inmediato, los más de 25 mil boletos se habían agotado, y había miles de personas que aún buscaban presenciar este encuentro por lo que los señores LeBell pensaron en cambiar la sede a un local de mayor tamaño, pero en vez de eso, decidieron transmitir la función en circuito cerrado de televisión, y para esto, rentaron cinco cines en la ciudad, en los que se transmitiría el evento en vivo.

El Olympic Auditorium y los cinco cines estuvieron llenos a tope. Este fue el primer evento de lucha transmitido en circuito cerrado, y se podría decir que es un antecedente del PPV.

Mil Máscaras ganó así el Campeonato de las Américas avalado por la NWA, y se consolidaba en los Estados Unidos (para estas fechas, la WWA había entablado relaciones con la NWA, así que abandonaron el título completo WWA y comenzaron a promover el nuevo Campeonato de las Américas NWA, hasta que en Corea del Sur se revivió a la WWA en el 2000, usando el viejo cinturón angelino).

El campeonato lo perdió el mismo año ante El Mongol, pero lo recuperó en abril del 69 derrotando a The Sheik (tío de Sabú), perdiéndolo en diciembre con el japonés Great Kojika, quien veinte años más tarde crearía la Big Japan Pro Wrestling.

Un tercer reinado vendría en 1971, cuando capturó el título al vencer a John Tolos, perdiéndolo poco después con el mexicano Black Gordman. Por esos días, Máscaras tuvo dos reinados como campeón de parejas de las Américas de la NWA, uno con Alfonso Dantés y otro con Ray Mendoza.

En 1971, Blassie y Mil volvieron a encontrarse, pero esta vez, el estadounidense era técnico, así que hicieron una exitosa pareja y sostuvieron una rivalidad con los japoneses Kinji Shibuya y Masa Saito, a quienes vencieron en una serie de luchas de dos a tres caídas y de tres a cinco caídas.

El mismo año, el Mil aceptó una oferta de la Japan Pro Wrestling Association de Japón, en donde debutó el 2 de febrero, venciendo a Kantaro Hoshino.

Un año después, la JPW se separó en dos empresas: la New Japan Pro Wrestling de Antonio Inoki y la All Japan Pro Wrestling de Giant Baba. Esta última empresa fue donde decidió permanecer Mil Máscaras, a pesar de las insistentes ofertas que le hacía Antonio Inoki, quien al ver que no podría convencerlo, decidió años después crear a su propio ídolo enmascarado: Tiger Mask.

El PRIMER ENMASCARADO EN EL MADISON

Mil Máscaras ya era una estrella a nivel mundial, y seguía viajando a través del mundo, pues su fama era de sobra conocida.

Vince McMahon Sr., promotor de la WWF de New York, logró contratarlo para presentarlo en el Madison Square Garden el 18 de diciembre de 1972, y para rival suyo eligió a otro enmascarado: The Spoiler.

Todo estaba listo para el encuentro, pero la Comisión Atlética del Estado de New York tenía un veto a los luchadores enmascarados, pues supuestamente podían estar ocultando su rostro por ser criminales. The Spoiler aceptó luchar sin su máscara, pero el Mil se negó.

McMahon no quiso perder la oportunidad de tener en sus filas al mexicano, así que se cobró varios favores de la Comisión hasta que ésta aceptó que Mil Máscaras luchara tapado, y su presentación fue un éxito, pues la gente quedó maravillada con su técnica y certeros vuelos y entre sus rivales más acérrimos al que incluso dos veces dejó sin cabellera fue a Hulk Hogan.

Ganó en dos ocasiones el máximo campeonato de lo que sería la WWE y de inmediato renunció pues nunca quiso firmar los millonarios contratos que lo condenarían a figurar solo en las ciudades de EU controladas por la WWE, por lo que Mil Máscaras continuó su interminable peregrinar por todo el mundo y, como él lo dice, enfrentando a los luchadores de cada país, en lo que era la verdadera lucha, no el entretenimiento que hoy tiene la WWE, la cual no es lucha sino una mera caricatura, de tal suerte que los supuestos logros de Eddie Guerrero, Rey Misterio y Alberto del Río nunca se podrán comparar a los de ¨Don Personalidad¨.

¿Qué no es nadie?, como se atreven a decir los jilgueros de la Triple A y hasta los independientes, bueno eso lo dicen por envidia porque los logros de Mil Máscaras nunca podrán ser igualados… así de fácil.

URL: http://misraicesdigital.com.mx/?p=77505

Escrito por en Jul 12 2018. Archivado bajo LA HISTORIA EN AGUAS. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Designed by Gabfire themes