Déjenlo trabajar

Carlos Ravelo Galindo, afirma: ______________________

 Alejémonos,  por ahora, del tema político. Se lo dejamos a quienes sí saben. Sobre todo pontifican.

Podríamos agregar un ya ganó. Déjenlo trabajar.

 Muchos de nosotros llegamos a un punto en nuestra vida donde hacemos la transición de Padres a abuelos. Y otros, a un grado más. Bisabuelos.

              Y si bien puede ser un momento de alegría en nuestra vida, ser abuelo es una experiencia cargada de desafíos.

              El escritor de comedia Gene Perret sostiene, y nosotros los  resumimos con  estas divertidas citas: Si tienes nietos seguro que te sientes identificado.

              Nietos: las únicas personas que pueden obtener más de ti, que el Estado.

              Hay cosas que no me gustan de mi nieta: cuando no hace su siesta de la tarde, y cuando no me deja hacer la mía.

              Una hora con tus nietos puede hacerte sentir joven de nuevo. Después de ese tiempo ya empiezas a envejecer rápidamente.

              Mis nietos creen que soy la persona más vieja  del mundo. Y después de dos o tres horas con ellos, nosotros también lo creemos.

              No malcrío a mis nietos. Solo que corregirlos a menudo requiere más energía de la que nos queda. Los abuelos están aquí para ayudar al niño a meterse en travesuras que todavía no han pensado.

Me gusta hacer cosas bonitas por mis nietos, como comprar esos juguetes con los que siempre he querido jugar.

Soy feliz cuando a la casa llegan. Pero aún más, cuando se van.

Si se duermen. Déjalos tranquilos. Y vive en paz.

Su amor es interminable como el de nuestros padres, maestros y algunos mejores amigos.

Creen menos en la disciplina y más en los mimos.

Están menos preocupados por las reglas y mucho más en repartir golosinas.

Su casa es nuestro segundo hogar y un lugar donde siempre nos reciben con una sonrisa y los brazos abiertos.

En momentos en los que necesitamos una mano acariciadora y una mirada entusiasta, un oído comprensivo y un cálido abrazo, siempre están ahí.

Cuando les contamos sobre nuestro día, están orgullosos de nosotros, o cuando nos cuentan sobre sus vidas, nos sentimos orgullosos de nuestra procedencia.

Tienen el cabello plateado y un corazón dorado en el que siempre se puede confiar.

Cuando se trata de “adultos”, ¡son del tipo que más nos gusta!

              Nos hacen sopa cuando estamos enfermos, ven las películas que nos gustan y nos tranquilizan cuando nos ponemos nerviosos.

Gracias a ellos, el mundo es un lugar mejor y más seguro.

              Todos están ocupados, pero siempre tienen tiempo para nosotros.

              Todo el mundo tiene prisa, pero ellos siempre tienen tiempo para otro beso.

              En su mesa del comedor siempre encontramos nuestra comida favorita:

              Una generosa dosis de devoción, además de atención y mucho cariño.

              Siempre nos da la sensación de que han esperado todo el día para vernos y que todo se volvió instantáneamente mejor tan pronto como llegamos.

Son nuestros abuelos y la fuente del amor más completo, dulce y comprensivo que tenemos en nuestras vidas.

Gracias por los sueños que se hacen realidad. ¡Siempre recordaremos que los abuelos son personas maravillosas!

craveloygalindo@gmail.com

Escrito por en Jul 5 2018. Archivado bajo COLUMNAS, EN LAS NUBES. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Gabfire themes