Para los Donald Trump, nunca faltará un Jorge Ramos

Política-al-margen9 (2)Jaime Arizmendi______

.- Nos PES-Hackearon; pero ya volvimos, y más duros que antes.

Argonmexico / “Vete de mi país”; Trump a Jorge Ramos… El pasado martes 25 de agosto Jorge Ramos, periodista nacido en México y nacionalizado estadounidense, increpó en rueda de prensa a Donald Trump, aspirante a la candidatura del Partido Republicano a la Presidencia de Estados Unidos. En lugar de ofrecer una respuesta a la interrogante, el “político” norteamericano ordenó a sus esbirros sacar del lugar al comunicador.

La confrontación-expulsión tuvo lugar en Dubuque, Iowa, donde el magnate congregó a medios de comunicación. Ramos cuestionó a Trump sobre su propuesta de deportar a 11 millones de migrantes, pero encolerizado, el empresario le ordenó sentarse y que “regresara a Univisión”, mientras que el comunicador continuaba sus cuestionamientos.

Donald Trump se negó a contestar e hizo una señal a uno de sus corpulentos guardias de seguridad para que sacara al periodista de la sala. Y así lo hizo. El tipo se acercó al comunicador y a empujones lo condujo hacia la salida del lugar; no obstante, Jorge Ramos no se amilanó y prosiguió lanzando sus interrogantes a Trump.

Presionado por otros periodistas asistentes al encuentro, Trump ordenó a una asesora saliera a invitar de nuevo al comunicador (presentador de uno de los programas de Univisión más observados dentro y fuera de la Unión Americana), quien decidió regresar a la rueda de prensa; pero no cesó sus cuestionamientos al empresario.

Le restregó en la cara a Trump sus promesas migratorias que incluyen deportaciones masivas, negar la ciudadanía a los hijos de indocumentados nacidos en EU, y construir un muro en la frontera con México; y el por qué usa el término “ilegal” para referirse a los indocumentados, y su propuesta de Reforma Migratoria.

El comunicador de 57 años de edad es conocido por hacer duros cuestionamientos a políticos y no ocultar sus opiniones. Dice que el asunto de inmigración «es personal», y que cuando Trump expone sus propuesta de deportación masiva y revocar la ciudadanía a niños nacidos en EU de padres que se encuentran en el país sin permiso, «él está hablando sobre mí» y sobre todos los otros estadounidenses hispanos nacidos en otro país.

Considerado uno de los periodistas de televisión más influyente entre hispanos que viven en EU, conduce con María Elena Salinas un noticiero en Univision, la cadena de televisión en español más vista en el país. Es columnista, conduce un panel político los domingos para Univision y una revista noticiosa semanal en Fusion, una cadena en inglés dirigida a hispanos.

Univision dijo que Ramos había solicitado previamente una entrevista con Trump, que rechazó el precandidato antes de publicar el número del teléfono celular de Ramos en medios sociales. Así que Ramos, con sede en Miami, viajó a Iowa para asistir a la conferencia de prensa.

«Vete de mi país», le dijo el hombre. Ramos, tranquilamente, le respondió: «Yo también soy un ciudadano de Estados Unidos».

La mayoría de los periodistas de habla hispana entienden que Ramos se dirigió dentro de la tradición defensora que no niega su papel de reportero, dijo Sallie Hughes, una profesora de periodismo en el programa de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Miami.

Ramos toma en serio su papel como la voz de los hispanos que no tienen la oportunidad de dirigirse a los líderes de la nación. Durante la campaña presidencial de 2012, escribió cartas abiertas a los partidos Demócrata y Republicano delineando claramente dónde estaban parados ante la comunidad latina.

«Como periodista, tienes que adoptar una posición», dijo Ramos después en el programa «Good Morning America» de la cadena ABC. «Creo que el mejor periodismo se da cuando tomas una posición, y si se trata de racismo, discriminación, corrupción, vida pública, dictadura o derechos humanos, como periodistas no solo es necesario, sino que estás obligado a tomar una posición. Y es claro que cuando el señor Trump habla sobre inmigración de manera extrema, tenemos que enfrentarlo y creo que eso es lo que hice».

Mucho antes de que Donald Trump echara a Jorge Ramos de su rueda de prensa, el comunicador originario del Distrito Federal sumaba décadas de estar en la mente de miles de familias de migrantes que si bien nunca lo habían visto en televisión abierta en México, sus parientes en Estados Unidos sí.

Por ellos, el periodista comenzó a hacerse de fama entre “el pueblo” de su país de origen, del cual emigró en 1983 tras una breve carrera de menos de tres años en la que sumó experiencia como productor y escritor de la XEW y XEX; como redactor de Cadena 5 y reportero del programa 60 minutos, de Televisa.

“En el fondo de su corazón y en los hechos Jorge Ramos no se ha ido de México. Tiene los dos pies en México y los dos pies en Estados Unidos”, opina Porfirio Patino, exproductor de Univisión México y amigo del conductor. “No ha perdido el acento ni el interés sobre los temas más importantes: el cariño por su país lo manifiesta con coberturas de información muy diferentes, muy humanas”.

Muy distinto, y muy distante. Si bien el ejercer la libertad de expresión en Estados Unidos es de ocuparse, y de preocuparse, ante los Donald Trump que aparecen a diario como hongos en esa, la tierra de la democracia y de la libertad; en nuestro propio país, no cantamos mal las rancheras.

En los últimos 15 años 103 periodistas fueron asesinados en México y 25 más están desaparecidos, reveló en febrero pasado la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión de la Procuraduría General de la República (PGR).

De acuerdo con su informe estadístico, las entidades con mayor número de homicidios de comunicadores de enero de 2000 al 31 de enero de este año son Veracruz y Chihuahua, cada una con 16 periodistas ultimados. Tamaulipas con 13; Guerrero, 11; Sinaloa, siete; Oaxaca, seis; Durango, cinco; así como cuatro en Distrito Federal, estado de México y Michoacán.

Respecto a los comunicadores desaparecidos durante estos 15 años, el mayor número se dio en el 2012 en San Luis Potosí, Tamaulipas y Veracruz.

Aparte de todo esto, hay muchas otras formas de cerrarle el paso a la libertad de expresión. Una de las más utilizadas desde el poder público es el no autorizar publicidad a un medio “independiente”; o bien, cuando se opera en una página web, lanzarle una jauría de Hackers, como sucedió al portal de Argonmexico la semana pasada. Aunque no terminan de entender que hacerlo es como escupir al cielo…

argondirector@gmail.com y argonpolitico@gmail.com

URL: http://misraicesdigital.com.mx/?p=3256

Escrito por en Sep 7 2015. Archivado bajo COLUMNAS, POLÍTICA AL MARGEN. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Iniciar sesión

Galería de fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Designed by Gabfire themes