PGJDF activó protocolos de investigación en el multihomicidio del caso Narvarte

.- Identifican víctimas; tres de los cuerpos ya fueron entregados; PGJDF se coordina con instancias federales.

Blas A. Buendía ___________

blasalejo@gmail.com

Rubén Espinosa Becerril.

Rubén Manuel Espinosa Becerri.

Como parte de los avances en la investigación del homicidio cometido en agravio de cinco personas, por disparo de arma de fuego el 31 de julio del presente año, en la Colonia Narvarte, el Procurador General de Justicia del Distrito Federal, Rodolfo Fernando Ríos Garza, informó en conferencia de prensa:

 Las víctimas femeninas tenían 18, 29, 32 y 40 años de edad, mientras que Rubén Manuel Espinosa Becerril, 31 años. Éste último era soltero, originario del Distrito Federal y fue  identificado plenamente por sus familiares, quienes declararon que su regreso a la capital del país, fue debido a que éste no tenía trabajo en Veracruz, donde vivía desde hace 8 años, y aquí estaba en busca de una oportunidad como reportero gráfico.

En este momento, la Fiscalía de Homicidios  entregó tres de los cuerpos victimados. Por secrecía de la investigación, así como en atención al protocolo de Derechos Humanos, esta dependencia se reserva los nombres de las afectadas.

De las primeras investigaciones efectuadas, la Fiscalía de Homicidios, dependiente de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, conoció que las mujeres se desempeñaban como: maquillista (18 años), originaria de Mexicali, Baja California, soltera, estudiante de belleza; promotora cultural (32 años), originaria de Chiapas, soltera; empleada doméstica (40 años), provenía del Estado de México, estado civil: separada; y aún por determinar ocupación (29 años), originaria de Colombia.

Los cuerpos de las víctimas, que fueron localizados en las recámaras y el baño del departamento, presentaban, cada uno, una herida de disparo de arma de fuego, calibre 9 milímetros, en la cabeza; así como algunas escoriaciones en diversas partes del cuerpo, presuntamente originadas por el forcejeo previo al sometimiento al que fueron expuestas.

Debido al hecho, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal activó inmediatamente los protocolos de Homicidio y Feminicidio, así como el de Atención a periodistas.

La PGJDF se coordina ya con el área de atención a víctimas de la Secretaría de Gobernación, así como con la Procuraduría General de la República (PGR), a través de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión, la que inició un acta circunstanciada.

Asimismo, con el propósito de atender a los familiares de las víctimas, la PGJDF, activó inmediatamente el Sistema de Auxilio, dependiente de la Subprocuraduría de Atención a Víctimas y Servicios a la Comunidad, quien brinda ya apoyo integral con trabajo social, psicología y abogado victimal a los familiares.

En la parte ministerial se han recabado 15 declaraciones, y realizado diversas inspecciones ministeriales, así como el levantamiento de indicios, búsqueda de evidencia videográfica, y múltiples peritajes en materia criminalística, fotografía, química y genética.

Del análisis de los hechos y las constancias recabadas en el lugar, se desprende la comisión  de los delitos de homicidio, robo y lo que resulte, manteniendo abiertas todas las líneas de investigación  que sean necesarias.

El titular de la dependencia, Rodolfo Ríos Garza, en coordinación con la Secretaria de Gobierno, Patricia Mercado, por instrucciones del Jefe de Gobierno,  se ha reunido con las organizaciones pro defensa de periodistas que exigen el esclarecimiento del hecho.

La PGJDF reitera su compromiso en este, como en todos los casos, de combatir el delito y la impunidad, además de garantizar que se agotarán todas las líneas de investigación para dar con el paradero de los responsables de este crimen que indigna a la sociedad y ponerlos a disposición de las autoridades jurisdiccionales correspondientes

 PALABRAS DEL PROCURADOR

Como resultado de los avances registrados en la investigación del homicidio cometido en agravio de cinco personas, por disparo de arma de fuego, verificado el 31 de julio del presente año en la Colonia Narvarte, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal informa:

Con los datos recabados hasta el momento fue posible establecer que las edades de las víctimas del género femenino eran de 18, 29, 32 y 40 años, de quienes se omitirá dar sus identidades en cumplimiento al Protocolo de Investigación ministerial, policial y pericial con perspectiva de género para el delito de feminicidio;  mientras que la del varón, identificado como Rubén Manuel Espinosa Becerril, era de 31 años.

Respecto a este último es preciso mencionar que era soltero, originario de la Ciudad de México y que fue identificado plenamente por sus familiares, quienes refirieron que su regreso a la capital del país fue hace dos meses, y se debió a la búsqueda de nuevas oportunidades como fotógrafo profesional, actividad que desarrollaba en Veracruz, entidad en la que residió por espacio de 8 años.

Es oportuno señalar, que al momento, la Fiscalía de Homicidios ha realizado la entrega de tres de los cuerpos victimados a sus familiares.

La continuación de las primeras investigaciones efectuadas por parte de la Fiscalía de Homicidios, dependiente de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, permitió establecer que una de las mujeres víctimas se desempeñaba como: maquillista, soltera y originaria de Mexicali, Baja California; otra más, realizaba actividades de promoción cultural, era soltera y originaria de Chiapas; la tercera víctima era empleada doméstica y proveniente del Estado de México; mientras que la cuarta de sexo femenino se presume de origen colombiano y compartía residencia con el resto de las demás.

A partir del análisis de los hechos y las constancias recabadas en el lugar, hasta el momento se puede desprender la comisión de los delitos de homicidio, robo y demás resultantes, sin excluir ninguna de las líneas de investigación abiertas para esclarecer los hechos.

De conformidad con los reportes periciales, los cuerpos localizados en las distintas habitaciones del departamento presentaron, cada uno, una herida en la cabeza, producida por disparo de arma de fuego, calibre 9 milímetros; así como algunas escoriaciones en diversas partes del cuerpo, presuntamente originadas por el forcejeo previo al sometimiento al que fueron expuestas.

Derivado de este hecho, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal activó inmediatamente los protocolos de Homicidio y Feminicidio, así como el de Investigación para la Atención de Delitos Cometidos en Agravio de las y los Periodistas en el Ejercicio de esta Actividad.

 Es oportuno resaltar que la Procuraduría capitalina se encuentra trabajando en coordinación con la Procuraduría General de la República, a través de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión, áreaque incluso inició ayer un acta circunstanciada; así como con la Unidad de Defensa de los Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación.

Asimismo, con el propósito de atender a los familiares, la Institución a través del Sistema de Auxilio a Víctimas, dependiente de la Subprocuraduría de Atención a Víctimas del Delitoy Servicios a la Comunidad, está proporcionando apoyo integral con trabajo social, psicológico y abogado victimal a los afectados.

Al momento, en el marco del trabajo ministerial se han recabado 15 declaraciones y realizado diversas inspecciones ministeriales, así como el levantamiento de indicios, búsqueda de evidencia videográfica, y múltiples peritajes en materia criminalística, fotografía, química y genética.

Es importante destacar que hace unos minutos, la secretaria de gobierno del Distrito Federal y el de la voz, concluimos una reunión de trabajo con diversas organizaciones dedicadas a la protección de los derechos de los periodistas tales como PenInternacional, Artículo 19, Periodistas de a Pié, Agencia Cuartoscuro y Proceso, con quienes se asumió el compromiso de agotar todas las líneas de investigación, así como mantener una comunicación fluida que permita el oportuno intercambio de información para el esclarecimiento de los hechos.

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal reitera una vez más su compromiso en este, como en todos los casos, de combatir el delito y la impunidad, garantizando que se agotarán todas las líneas de investigación para detener a los probables responsables de este delito que indigna a la sociedad, y ponerlos a disposición de las autoridades jurisdiccionales correspondientes.

Como resultado de los avances registrados en la investigación del homicidio cometido en agravio de cinco personas, por disparo de arma de fuego, verificado el 31 de julio del presente año en la Colonia Narvarte, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal informa:

Con los datos recabados hasta el momento fue posible establecer que las edades de las víctimas del género femenino eran de 18, 29, 32 y 40 años, de quienes se omitirá dar sus identidades en cumplimiento al Protocolo de Investigación ministerial, policial y pericial con perspectiva de género para el delito de feminicidio;  mientras que la del varón, identificado como Rubén Manuel Espinosa Becerril, era de 31 años.

Respecto a este último es preciso mencionar que era soltero, originario de la Ciudad de México y que fue identificado plenamente por sus familiares, quienes refirieron que su regreso a la capital del país fue hace dos meses, y se debió a la búsqueda de nuevas oportunidades como fotógrafo profesional, actividad que desarrollaba en Veracruz, entidad en la que residió por espacio de 8 años.

Es oportuno señalar, que al momento, la Fiscalía de Homicidios ha realizado la entrega de tres de los cuerpos victimados a sus familiares.

La continuación de las primeras investigaciones efectuadas por parte de la Fiscalía de Homicidios, dependiente de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, permitió establecer que una de las mujeres víctimas se desempeñaba como: maquillista, soltera y originaria de Mexicali, Baja California; otra más, realizaba actividades de promoción cultural, era soltera y originaria de Chiapas; la tercera víctima era empleada doméstica y proveniente del Estado de México; mientras que la cuarta de sexo femenino se presume de origen colombiano y compartía residencia con el resto de las demás.

A partir del análisis de los hechos y las constancias recabadas en el lugar, hasta el momento se puede desprender la comisión de los delitos de homicidio, robo y demás resultantes, sin excluir ninguna de las líneas de investigación abiertas para esclarecer los hechos.

De conformidad con los reportes periciales, los cuerpos localizados en las distintas habitaciones del departamento presentaron, cada uno, una herida en la cabeza, producida por disparo de arma de fuego, calibre 9 milímetros; así como algunas escoriaciones en diversas partes del cuerpo, presuntamente originadas por el forcejeo previo al sometimiento al que fueron expuestas.

Derivado de este hecho, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal activó inmediatamente los protocolos de Homicidio y Feminicidio, así como el de Investigación para la Atención de Delitos Cometidos en Agravio de las y los Periodistas en el Ejercicio de esta Actividad.

Es oportuno resaltar que la Procuraduría capitalina se encuentra trabajando en coordinación con la Procuraduría General de la República, a través de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión, áreaque incluso inició ayer un acta circunstanciada; así como con la Unidad de Defensa de los Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación.

Asimismo, con el propósito de atender a los familiares, la Institución a través del Sistema de Auxilio a Víctimas, dependiente de la Subprocuraduría de Atención a Víctimas del Delitoy Servicios a la Comunidad, está proporcionando apoyo integral con trabajo social, psicológico y abogado victimal a los afectados.

Al momento, en el marco del trabajo ministerial se han recabado 15 declaraciones y realizado diversas inspecciones ministeriales, así como el levantamiento de indicios, búsqueda de evidencia videográfica, y múltiples peritajes en materia criminalística, fotografía, química y genética.

Es importante destacar que hace unos minutos, la secretaria de gobierno del Distrito Federal y el de la voz, concluimos una reunión de trabajo con diversas organizaciones dedicadas a la protección de los derechos de los periodistas tales como PenInternacional, Artículo 19, Periodistas de a Pié, Agencia Cuartoscuro y Proceso, con quienes se asumió el compromiso de agotar todas las líneas de investigación, así como mantener una comunicación fluida que permita el oportuno intercambio de información para el esclarecimiento de los hechos.

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal reitera una vez más su compromiso en este, como en todos los casos, de combatir el delito y la impunidad, garantizando que se agotarán todas las líneas de investigación para detener a los probables responsables de este delito que indigna a la sociedad, y ponerlos a disposición de las autoridades jurisdiccionales correspondientes.

Como resultado de los avances registrados en la investigación del homicidio cometido en agravio de cinco personas, por disparo de arma de fuego, verificado el 31 de julio del presente año en la Colonia Narvarte, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal informa:

Con los datos recabados hasta el momento fue posible establecer que las edades de las víctimas del género femenino eran de 18, 29, 32 y 40 años, de quienes se omitirá dar sus identidades en cumplimiento al Protocolo de Investigación ministerial, policial y pericial con perspectiva de género para el delito de feminicidio;  mientras que la del varón, identificado como Rubén Manuel Espinosa Becerril, era de 31 años.

Respecto a este último es preciso mencionar que era soltero, originario de la Ciudad de México y que fue identificado plenamente por sus familiares, quienes refirieron que su regreso a la capital del país fue hace dos meses, y se debió a la búsqueda de nuevas oportunidades como fotógrafo profesional, actividad que desarrollaba en Veracruz, entidad en la que residió por espacio de 8 años.

Es oportuno señalar, que al momento, la Fiscalía de Homicidios ha realizado la entrega de tres de los cuerpos victimados a sus familiares.

La continuación de las primeras investigaciones efectuadas por parte de la Fiscalía de Homicidios, dependiente de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, permitió establecer que una de las mujeres víctimas se desempeñaba como: maquillista, soltera y originaria de Mexicali, Baja California; otra más, realizaba actividades de promoción cultural, era soltera y originaria de Chiapas; la tercera víctima era empleada doméstica y proveniente del Estado de México; mientras que la cuarta de sexo femenino se presume de origen colombiano y compartía residencia con el resto de las demás.

A partir del análisis de los hechos y las constancias recabadas en el lugar, hasta el momento se puede desprender la comisión de los delitos de homicidio, robo y demás resultantes, sin excluir ninguna de las líneas de investigación abiertas para esclarecer los hechos.

De conformidad con los reportes periciales, los cuerpos localizados en las distintas habitaciones del departamento presentaron, cada uno, una herida en la cabeza, producida por disparo de arma de fuego, calibre 9 milímetros; así como algunas escoriaciones en diversas partes del cuerpo, presuntamente originadas por el forcejeo previo al sometimiento al que fueron expuestas.

Derivado de este hecho, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal activó inmediatamente los protocolos de Homicidio y Feminicidio, así como el de Investigación para la Atención de Delitos Cometidos en Agravio de las y los Periodistas en el Ejercicio de esta Actividad.

Es oportuno resaltar que la Procuraduría capitalina se encuentra trabajando en coordinación con la Procuraduría General de la República, a través de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión, áreaque incluso inició ayer un acta circunstanciada; así como con la Unidad de Defensa de los Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación.

Asimismo, con el propósito de atender a los familiares, la Institución a través del Sistema de Auxilio a Víctimas, dependiente de la Subprocuraduría de Atención a Víctimas del Delito y Servicios a la Comunidad, está proporcionando apoyo integral con trabajo social, psicológico y abogado victimal a los afectados.

Al momento, en el marco del trabajo ministerial se han recabado 15 declaraciones y realizado diversas inspecciones ministeriales, así como el levantamiento de indicios, búsqueda de evidencia videográfica, y múltiples peritajes en materia criminalística, fotografía, química y genética.

Es importante destacar que hace unos minutos, la secretaria de gobierno del Distrito Federal y el de la voz, concluimos una reunión de trabajo con diversas organizaciones dedicadas a la protección de los derechos de los periodistas tales como PenInternacional, Artículo 19, Periodistas de a Pié, Agencia Cuartoscuro y Proceso, con quienes se asumió el compromiso de agotar todas las líneas de investigación, así como mantener una comunicación fluida que permita el oportuno intercambio de información para el esclarecimiento de los hechos.

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal reitera una vez más su compromiso en este, como en todos los casos, de combatir el delito y la impunidad, garantizando que se agotarán todas las líneas de investigación para detener a los probables responsables de este delito que indigna a la sociedad, y ponerlos a disposición de las autoridades jurisdiccionales correspondientes.

Escrito por en Ago 2 2015. Archivado bajo DESTACADAS. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Gabfire themes