Mercosur se dilata y busca nuevos desafíos

Leovani García Olivarez * _________

 Brasilia (PL).-  La XLVIII cumbre del Mercosur celebrada en Brasilia incorporó a Bolivia como miembro pleno de ese bloque suramericano y determinó examinar sus normas con miras a ampliar y diversificar el comercio interno y explorar otros mercados.

 Los mandatarios de las naciones integrantes del Mercado Común del Sur (Uruguay, Paraguay, Argentina, Venezuela y Brasil) saludaron el ingreso de Bolivia, un territorio con una extensión de un millón 98 mil 581 kilómetros cuadrados y 10 millones de habitantes.

merkosud

 Desde el punto de vista estratégico y geopolítico, para los socios de este bloque se abren las puertas a un mercado con una gran dimensión y una relevancia internacional insoslayable y en crecimiento.

 El protocolo suscrito en julio pasado acentúa la importancia de esta adhesión para la consolidación del proceso de integración de América del Sur.

 A partir de este momento, el nuevo miembro pleno tendrá cuatro años para adecuarse a las normas del Mercosur, lo que implica usar la Tarifa Externa Común, la cual se emplea en las transacciones comerciales con terceros países.

 Los miembros de esta asociación resaltaron los resultados económicos de esa nación y el crecimiento permanente que ha tenido, desde la implementación del Modelo Económico Social Comunitario Productivo en 2006, destacó el ministro Luis Arce.

 Bolivia ha mostrado, una vez más, que es una economía que crece en medio de la crisis, en medio de la caída de precios y la incertidumbre a nivel mundial, lo cual es muy positivo para el bloque, aseveró.

 Con el 70 por ciento de sus fronteras con los países miembros de esa asociación, tal ubicación le permitirá a dicha nación tener un comercio más fluido y ofrecer sus importantes recursos energéticos, así como exportar productos no tradicionales con potencialidades y posibilidades.

 Su ingreso pleno posibilitará asimismo a La Paz acceder a recursos del Fondo de Convergencia Estructural (Focem) del Mercosur, mecanismo que financia obras en diversas áreas en los países miembros.

 Este Fondo desempeñó desde sus inicios en 2005 un papel fundamental en la subvención de proyectos que ayudan a reducir las asimetrías económicas entre las naciones del grupo.

 Para Bolivia, el Focem le permitirá obtener fondos para obras de infraestructura y aportes valor agregados a sus producciones.

 La cumbre de Brasilia definió asimismo otros objetivos: la necesidad de flexibilizar las normas y reglas de este grupo con miras a permitir a sus miembros contar con un espacio para adoptar medidas y acciones de acuerdo con las circunstancias.

 En ese sentido, el presidente paraguayo, Horacio Cartes, quien asumió la jefatura pro tempore del Mercosur, se comprometió a trabajar en este semestre para eliminar las barreras arancelarias que frenan el comercio dentro del bloque.

 Vamos a realizar un estudio de todas las medidas arancelarias y no arancelarias, que de alguna manera obstaculizan el comercio interno, aseveró.

 Según Cartes, una de las trabas al comercio son las licencias de exportación vigentes y “deseamos que sean superados, ya que no beneficia a nadie en particular, y todos tenemos que crecer juntos y prepararnos para el gran desafío de negociar acuerdos con la Unión Europea (UE) y con otros bloques”.

 En este sentido, abogó por presentar a finales de este año una propuesta del grupo a la UE para avanzar hacia una discusión de un tratado de libre comercio.

 Esta iniciativa estuvo avalada por la necesidad de dar un impulso a las economías de esta zona, afectadas por una recesión económica internacional y la frágil recuperación en los mercados de las principales potencias del planeta.

 Actualmente, los miembros del bloque suramericano y de la UE preparan una lista de productos que serían liberados de impuestos y se espera que la presentación de las ofertas ocurra en el último trimestre de 2015.

 El Mercosur acordó en esta cita prolongar por otros 10 años el Focem, que financia obras en diversas áreas en los países miembros.

 Brasil constituye el mayor contribuyente de este fondo, pues aporta el 70 por ciento de los recursos, seguido de Argentina que asiste con el 27 por ciento, mientras Uruguay colabora con el dos por ciento y Paraguay con el uno por ciento.

 La dignataria brasileña, Dilma Rousseff, anunció asimismo que se creará un registro de productores agrícolas de la zona, con el propósito de apoyar, ofrecer financiamientos, mejorar la técnica de los trabajadores de este sector y asegurar la producción de alimentos.

 En el plano político, la cumbre dejo claro que no hay espacios para las acciones desestabilizadoras ni aventuras antidemocráticas en la región, y ratificó el compromiso democrático con la paz.

 En la cumbre hubo consenso en torno a la propuesta de celebrar una reunión conjunta del Mercosur y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en este agosto en Asunción, para tratar el diferendo sobre el Esequibo entre Guyana y Venezuela.

 Con 24 años de lucha por la integración, el comercio entre los miembros de este grupo se multiplicó 10 veces en los últimos 21 años y pasó de cinco mil 100 millones de dólares en 1991 para 58 mil 200 millones de dólares en 2012.

 Creado en 1991 con la rúbrica del Tratado de Asunción entre Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay, esta asociación creció con el ingreso de Venezuela en 2012 y ahora sumó un nuevo socio, Bolivia.

 *Corresponsal de Prensa Latina en Brasil.

Escrito por en Ago 2 2015. Archivado bajo INTERNACIONAL. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Gabfire themes